10 películas de abogados que te harán perder el juicio

ActualidadArtículosCine

Publicado el en Cines.com por

El cine de abogados es uno de los subgéneros más agradecidos que podemos encontrar. Y es que pocas películas pueden captar tanto nuestra atención y hacernos salir de la sala deseando que nos pongan una demanda, o volver a la Facultad para convertirnos nosotros mismos letrados, como una buena peli de juicios.

El mejor cine de abogados y juicios en 10 películas imprescindibles

10 de las mejores películas de abogados de la historia del cine

Por eso en Cines.com hemos decidido ponernos la toga, montar nuestro particular tribunal, y hacer una selección de las mejores películas de abogados del cine y de la televisión. Silencio en la sala, comenzamos.

La tapadera (The Firm)

La tapadera (The Firm) - cine de abogados

Encabezamiento: USA, 1993. Director: Sidney Pollack. Basada en una novela de John Grisham. Interpretes: Tom Cruise, Gene Hackman, Jeanne Tripplehorn, Ed Harris y Holly Hunter.

Antecedentes de hecho: La acusación pide que se considere La Tapadera como el enésimo vehículo para el lucimiento de Cruise, mientras la defensa propugna que se trata de un vibrante thriller jurídico y una de las mejores adaptaciones de John Grisham al cine.

Hechos probados: Un joven y brillante abogado recién licenciado es contratado por un prestigioso bufete de abogados. Sus condiciones laborales son excelentes y la firma le ofrece un ambiente a priori inmejorable para desarrollar su carrera profesional e incluso familiar. Hasta que las cosas empiezan a torcerse.

Fundamentos jurídicos: Dos nominaciones a los Oscar (actriz de reparto para Holly Hunter y banda sonora para Dave Grusin). Doscientos setenta millones de dólares en taquilla en todo el mundo. Una de las últimas películas como director de Sidney Pollack.

El fallo

Absolvemos a Tom Cruise de los cargos ateniéndonos a la calidad de su trabajo, encarnando con su carisma y brío habitual al estadounidense joven, guapo y triunfador que tan buenos resultados le dio durante los años 80 y 90. Declaramos a la película no culpable de los cargos de vehículo de lucimiento, basándonos en su reconocimiento crítico y de público y en que un cuarto de siglo después sigue siendo un título que deja pegado al espectador al asiento cada vez que es emitido por televisión.

Philadelphia

Philadelphia - Cine de juicios y abogados

Encabezamiento: USA, 1993. Director: Jonathan Demme. Guion original de Ron Nyswaner. Interpretes: Tom Hanks, Denzel Washington, Antonio Banderas, Mary Steenburgen y Joanne Woodward.

Antecedentes de hecho: La acusación solicita que no se considere Philadelphia como una película de abogados si no como un melodrama sentimentaloide y manipulador. La defensa pide la libre absolución, que se considere a la película como un drama judicial en toda regla, y el pago de las costas a la acusación.

Hechos probados: Andrew Beckett, abogado estrella de una prestigiosa firma de Philadelphia, es despedido cuando los primeros síntomas del VIH que ha contraído se hacen visibles. Con la ayuda de un abogado conservador pero justo, iniciará un pleito con su ex compañía para defender sus derechos mientras lucha con su enfermedad.

Fundamentos jurídicos: Ganadora de dos Oscar (mejor actor para Tom Hanks y mejor canción para Bruce Springteen). Tres nominaciones más. Doscientos seis millones de dólares en taquilla en todo el mundo.

El fallo

Absolvemos a Philadelphia y la consideramos como drama judicial de pleno derecho. Además condenamos a la acusación a asumir las costas tal como pide la defensa en base al valor social de la película, primera gran producción de Hollywood con la homosexualidad como telón de fondo. Creemos que Philadelphia fue y es necesaria. Esperamos también que algún día deje de serlo por el fin del SIDA y el pleno reconocimiento de los derechos del colectivo LGTBI, aspecto en el que, pese a los indudables avances legales y sociales que hemos vivido en casi todo el mundo desde el estreno de la película, todavía queda mucho trabajo por hacer.

Acción Civil (A Civil Action)

Acción Civil (A Civil Action) - Películas sobre abogados

Encabezamiento: USA, 1998. Director: Steven Zaillian. Basada en una novela de Jonathan Harr. Interpretes: John Travolta, Robert Duvall, William H. Macy, Kathleen Quinlan y Zeljko Ivanek.

Antecedentes de hecho: La acusación pide que se condene a 15 de años de cárcel a John Travolta por estar más pendiente de su peluquín que de actuar, y que saque de esta antología de mejores películas de abogados a A civil action por sus trucos de guion y por ser un thriller manipulador. La defensa considera que el presunto peluquín del señor Travolta no procede en este juicio y solicita que se tenga en cuenta a la hora de juzgar a la película su notable tensión a lo largo de todo el metraje y la presencia de un grande como Robert Duvall.

Hechos probados: Un pequeño bufete de abogados encabezado por Jan Schlichtmann (Travolta) demanda a varias empresas por sus vertidos tóxicos en las aguas de un río, causantes de las muertes por leucemia y diversos cánceres de varios vecinos de la zona.

Fundamentos jurídicos: Dos nominaciones a los Oscar (mejor actor de reparto para Robert Duvall y mejor fotografía para Conrad L. Hall). Ciento cincuenta y siete millones de dólares en taquilla en todo el mundo.

El fallo

En lo referente al pelo del señor Travolta, y aún entendiendo los argumentos de la acusación, desestimamos la acusación por no ajustarse a derecho. En cuanto a la segunda parte de la acusación, condenamos a Acción Civil (A Civil Action) a cincuenta horas de trabajos comunitarios por ser ciertamente un thriller repleto de giros que podría haberse resuelto de forma más sutil ajustándose mejor al material literario original. Hemos tenido en cuenta como eximente la soberbia interpretación del señor Duvall, la correcta dirección del señor Zaillian*, en su segunda película como realizador tras debutar con la magistral En busca de Bobby Fisher, y la estupenda fotografía de Conrad L. Hall.

*Recomendamos el último trabajo como director de Zaillian, la serie de HBO The Night of.

El Juez

El Juez - Cine de abogados que hay que ver

Encabezamiento: USA, 2014. Director: David Dobkin. Guion de Bill Dubuque y Nick Schenk basado en una idea original de Dobkin. Interpretes: Robert Downey Jr., Robert Duvall, Vera Farmiga, Billy Bob Thornton y Vincent D´Onofrio.

Antecedentes de hecho: La acusación pide que se condene a Robert Duvall por repetir los tics y el personaje que viene interpretando desde hace más de treinta años. La defensa solicita la libre absolución del señor Duvall, una indemnización por daños y perjuicios a su honor profesional, y el reconocimiento a El Juez como una drama clásico de juicios con un trasfondo familiar emotivo digno de elogiar.

Hechos probados: Un abogado de éxito, amoral y con una vida personal en descomposición, regresa al hogar familiar para el entierro de su madre. Allí tendrá que convivir con su difícil padre, un juez de prestigio con el que no se habla y al que tendrá que asistir legalmente cuando es acusado de asesinato.

Fundamentos jurídicos: Una nominación al Oscar (mejor actor de reparto para Robert Duvall). Ochenta y cuatro millones de dólares en taquilla en todo el mundo.

El fallo

Este tribunal atiende la totalidad de peticiones de la defensa, reconoce el enorme talento del señor Duvall y niega que se repita ni en este ni en ninguno de sus otros papeles en el cine a excepción del de Phenomenon. Así mismo, constata los méritos de El Juez como más que digno entretenimiento y exponente de algunas de las principales virtudes del cine jurídico. Por último, queremos otorgar en esta sentencia nuestra admiración al señor Robert Downey Jr. por una interpretación plena de carisma y le animamos a que recupere este tipo de papeles ahora que ya ha cesado su colaboración con el Universo Marvel.

Erin Brockovich

Erin Brockovich

 

Encabezamiento: Estados Unidos, 2000. Director: Steven Soderbergh. Guion: Susannah Grant. Interpretes: Julia Roberts, Albert Finney, Aaron Eckhart, Peter Coyote y Marg Helgenberger.

Antecedentes de hecho: La acusación pide que se condene a Steven Soderbergh por falta de coherencia profesional al haber cambiado de género y estilo más veces de las admisibles en un director gafapasta como él. Así mismo, considera que Julia Roberts sigue haciendo de Julia Roberts sin importar el papel que este interpretando, por lo que pide que se le retire el Oscar ganado para dárselo a Juliette Binoche, nominada ese año por Chocolat.

Hechos probados: Una madre soltera sin estudios consigue un trabajo como recepcionista en un pequeño despacho de abogados. Su decidido carácter revolucionará el lugar y le hará convencer a su jefe de iniciar un litigio en torno a un problema de salud que está afectando a unos clientes del bufete.

Fundamentos jurídicos: Ganadora de un Oscar (mejor actriz para Julia Roberts) y cuatro nominaciones más incluyendo película y director. Doscientos cincuenta y seis millones de dólares en taquilla en todo el mundo.

El fallo

Este tribunal se inhibe en cuanto a la acusación respecto a la señora Roberts, trasladando dicha causa al tribunal de Premios Oscar mal otorgados de Mansilla de las Mulas. En lo referente al señor Soderbergh, reconocemos la veracidad de los hechos por los que se le acusa pero creemos que dicha polivalencia es una virtud más que un defecto, por lo que le declaramos inocente. Nos vemos obligados además en virtud de nuestra voluntad de hacer justicia a citar el excelente trabajo del señor Aaron Eckhart, cuyo look en esta película sembró en las mentes de occidente el germen de lo que años después sería el hipster barbudo.

El Jurado

El Jurado - Cine de Juicios

Encabezamiento: Estados Unidos, 2003. Director: Gary Fleder. Guion de Rick Cleveland basado en una novela de John Grisham. Interpretes: Gene Hackman, John Cusack, Dustin Hoffman, y Rachel Weisz.

Antecedentes de hecho: La acusación pide la reprobación de la película por su visión circense y carente de realidad de un proceso tan fundamental en nuestro ordenamiento jurídico como la formación de un Jurado.

Hechos probados: Una joven viuda interpone una demanda multimillonaria contra una empresa armamentista por considerarla responsable de la muerte de su marido. Sus intereses serán defendidos por un idealista abogado que tendrá que hacer frente al poderoso bufete que ejerce la defensa, y que pretende elegir el mejor jurado posible para ellos con la ayuda de un especialista en elección de jurados.

Fundamentos jurídicos: Ochenta millones de dólares en taquilla en todo el mundo.

El fallo

Denegamos la petición de la acusación aún reconociendo cierta espectacularización en la presentación del proceso de elección de jurados en esta película. Hacemos notar además que El Jurado es uno de los thrillers jurídicos más eficaces y entretenidos de principios de siglo, deudor en cuanto a estilo de otros clásicos del género precedentes como La Tapadera o El Cliente. Por último queremos aprovechar este fallo para elogiar el estupendo elenco interpretativo de esta película y mostrar nuestro pesar por la pronta retirada de la actuación del siempre excelente Gene Hackman,

Legítima defensa

Legítima defensa - Películas de juicios y abogados

Encabezamiento: Estados Unidos, 1997. Director: Francis Ford Coppola. Guion del propio Coppola basado en una novela de Ana Rosa Quinta, perdón, de John Grisham. Interpretes: Matt Damon, Danny DeVito, Claire Danes, Jon Voight, Virginia Madsen y Mickey Rourke.

Antecedentes de hecho: La acusación pide que se condene al señor Coppola a dirigir doscientos episodios de El secreto de Puente Viejo por haber aceptado este trabajo alimenticio alejado de su excelsa carrera previa.

Hechos probados: Un joven recién licenciado en Derecho ha de hacer frente a la defensa de un moribundo sin medios que se enfrenta a una multinacional de los seguros médicos. El caso irá adquiriendo una dimensión cada vez mayor y el abogado contará solo con su astucia y la ayuda de un veterano letrado para ganar el juicio al poderoso bufete de la defensa.

Fundamentos jurídicos: Una nominación al Globo de Oro (mejor actor de reparto para John Voight). Ochenta millones de dólares en taquilla en todo el mundo.

El fallo

Absolvemos al señor Coppola de todos los cargos. Primero porque tras haber dirigido la trilogía de El Padrino tiene bula absoluta para hacer lo que le venga en gana. Segundo porque nos parece abominable la expresión: “trabajo alimenticio” para juzgar una labor artística como es la dirección de cine. Tercero porque el señor Coppola hace de Legitima defensa un modélico thriller judicial en el que brilla su maestría para el encuadre y la dirección de actores, destacando en este aspecto el breve papel de Mickey Rourke.

Doce hombres sin piedad

Doce hombres sin piedad - Las mejores películas de la historia del cine

Encabezamiento: Estados Unidos, 1957. Director: Sidney Lumet. Guion: Reginald Rose. Interpretes: Henry Fonda, Lee J. Cobb, Jack Warden, E. G. Marshall, artin Balsam y Ed Begley.

Antecedentes de hecho: La acusación se inhibe en este caso al no encontrar ningún motivo por el que reprobar la que es una de las mejores películas de la historia del cine en general.

Hechos probados: Un jurado se encierra a deliberar sobre la culpabilidad o no de un joven acusado de haber asesinado a su padre. El veredicto condenatorio parece claro al inicio pero conforme avanzan las deliberaciones se complica, enfrentando a los miembros del jurado entre sí por la responsabilidad de la tarea que se les ha encomendado.

Fundamentos jurídicos: Tres nominaciones a los Oscar (Película, director y guion). Adaptada en múltiples ocasiones y países tanto en cine, como en teatro y televisión.

El fallo

Aún no siendo necesaria nuestra intervención en este caso al haberse inhibido la acusación, queremos aprovechar este espacio para sumarnos a las loas a esta película, tótem absoluto del séptimo arte y probablemente la mejor película en la carrera de Lumet. Recomendamos a quién no la haya visto aún que reserve hora y media para disfrutar de una obra maestra en la que todo, desde la dirección hasta el plantel de actores funciona a la perfección.

Matar a un Ruiseñor

Matar a un Ruiseñor - películas sobre juicios

Encabezamiento: Estados Unidos, 1962. Director: Robert Mulligan. Guion de Horton Foote basado en la novela de Harper Lee. Interpretes: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Phillip Alford y Robert Duvall.

Antecedentes de hecho: La acusación pide que se considere Matar un Ruiseñor como un drama familiar más que judicial y que por tanto sea trasladada a la lista de mejores películas sobre padres e hijos.

Hechos probados: Un abogado idealista y de noble carácter acepta defender a un hombre negro acusado de haber violado a una mujer blanca. Su decisión le granjeará problemas con la gente de la pequeña población sureña en la que vive, pero le otorgará la admiración de sus dos hijos huérfanos de madre.

Fundamentos jurídicos: Ganadora de tres Oscar (actor principal, guion adaptado y dirección artística). Cinco nominaciones más.

El fallo

Absolvemos de todos los cargos a la película. Es cierto que Atticus Finch, protagonista de Matar a un Ruiseñor, ha pasado a la historia como uno de los grandes iconos en cuanto a figuras paternas, pero no es menos verdad que tanto la novela de Lee como esta brillante adaptación son un ejemplo de ficción jurídica. No podemos además aceptar ningún cargo contra esta película por la condición inspiradora que Matar a un Ruiseñor ha tenido para varias generaciones de futuros abogados.

Veredicto final

Veredicto final

Encabezamiento: Estados Unidos, 1982. Director: Sidney Lumet. Guion de David Mamet basado en la novela de Barry Reed.

Antecedentes de hecho: La acusación solicita que se reconozca el mal trato que el paso del tiempo ha hecho a esta película a pesar de la labor de Paul Newman al frente.

Hechos probados: Un veterano abogado en horas bajas y alcohólico recupera las ganas de ejercer su profesión al recuperar un viejo caso que tenía aparcado sobre un juicio médico.

Fundamentos jurídicos: Cinco nominaciones al Oscar (Película, Director, Guion adaptado, Actor principal, Actor de reparto). Ochenta millones de dólares de taquilla en todo el mundo.

El fallo

Aceptamos los argumentos de la acusación en cuanto al envejecimiento de la película, condenando a 20th Century Fox a producir en el plazo máximo de cinco años un remake dirigido por Aaron Sorkin y protagonizado por Mel Gibson. No obstante también queremos reconocer los méritos de una película que, aún funcionando mejor como drama sobre el alcoholismo que en el plano estrictamente judicial, merece la pena ver por la interpretación de Paul Newman y de un gran James Mason, en uno de sus últimos papeles para el cine.

Películas sobre abogados y juicios que tienes que ver antes de morir

Hasta aquí este repaso que hemos querido hacer a un género tan entretenido y adictivo como el de las películas de juicios y abogados. Hay muchos más títulos por supuesto como El abogado del diablo, Pactar con el diablo, Tribunal en fuga o ¿Vencedores o vencidos? Si queréis dar vuestra opinión tenéis la venia de este tribunal para hacerlo en los comentarios. Se levanta la sesión.

Última actualización: 02/08/2019

Contenido relacionado