Crítica de Antebellum (2020)
fondo Crítica de Antebellum

Curioso híbrido de cine de terror heterodoxo con elementos de cine histórico y social con curiosos giros en la trama y que consigue diferenciarse de otros títulos del género. Un digno entretenimiento en el que es mejor eludir lecturas más complejas.

ANTEBELLUM de Gerard Bush y Christopher Renz

Crítica de Antebellum - Valoración 3 sobre 5

En pocas pel√≠culas es tan obvia la divisi√≥n cl√°sica en tres actos del teatro griego, planteamiento, nudo y desenlace, como en esta. Es un buen ejemplo tambi√©n de como la arquitectura dram√°tica m√°s tradicional, con tres actos marcad√≠simos, se puede conjugar con las piruetas narrativas de √ļltima tendencia, como es alterar el orden cronol√≥gico de esos actos, y jugar con la representaci√≥n y la ficci√≥n dentro de la ficci√≥n, algo que puede sonar cr√≠ptico dicho as√≠ sin mayor explicaci√≥n, pero que no se puede desarrollar sin hacer spoilers graves. La naturaleza mixta del producto, que combina cine hist√≥rico con terror y con denuncia social, y hace dif√≠cil su catalogaci√≥n en g√©neros, es otra caracter√≠stica propia de nuestro tiempo.

Desde una óptica comercial, estamos ante un producto brillante, que alterna muy bien el terror opresivo del comienzo con un segundo acto más relajado y un tercero lleno de acción, que se sale de los esquemas más manidos y que además puede venderse como una película con mensaje, aunque esto resulte algo tramposo, como veremos a continuación.

Terror antirracista

Los dos directores, Gerard Bush y Chistopher Renz, que ya habian trabajado a duo en proyectos anteriores, son debutantes en el largometraje y además también guionistas; esta carta de presentación les permite dirigir su carrera hacia diferentes caminos en el futuro. La actriz protagonista, Janelle Monae, es capaz de llevar el peso de una historia compleja en la que su personaje presenta registros muy diferentes, y tal vez la pega relevante a nivel dramático que se puede poner al guión es un tratamiento muy pobre del personaje de la antagonista, Jena Malone, una villana un tanto de opereta cuya motivación resulta difícil de comprender.

Terror antirracista

Es m√°s discutible otro aspecto de la pel√≠cula, tambi√©n muy contempor√°neo, que es el discurso que propone con respecto a la cuesti√≥n racial y feminista, en un enfoque interseccional tambi√©n muy a la moda, siguiendo la estela de Jordan Peele, el autor de D√©jame salir y Nosotros. Puede ser peligroso cuando se abordan este tipo de tem√°ticas en pel√≠culas como la que nos ocupa, que no renuncian en ning√ļn momento a su condici√≥n de espect√°culo y que no proponen una experiencia reflexiva sino emocional.

Antebellum asocia, como se hace a veces en cierta prensa desde una perspectiva a la vez reduccionista y sensacionalista, a determinados sectores de la sociedad norteamericana actual con los episodios más oscuros de la historia del país, insinuando que la vuelta a ese periodo es la auténtica pretensión de cierta élite blanca y recurriendo a esa máxima, tan extendida pero tan discutible, de que el pueblo que desconoce su historia está condenado a repetirla, como si los siglos transcurrieran en balde y fuera posible considerar con cierta seriedad que una época histórica puede ser equivalente a otra anterior.

En resumen, cine de g√©nero y de entretenimiento bien construido y digno, pero si pretendiera ser cine activista o militante no se sostendr√≠a, ya que su mensaje tomado en serio ser√≠a pura conspiranoia. Esperemos que no sea esta √ļltima la intenci√≥n de sus autores.

Crítica de Antebellum
  • Valoraci√≥n

Resumen

Curioso híbrido de cine de terror heterodoxo con elementos de cine histórico y social con curiosos giros en la trama y que consigue diferenciarse de otros títulos del género. Un digno entretenimiento en el que es mejor eludir lecturas más complejas.

3.0
Cinéfilos 3.5 (2 votos)
Sending

Contenido relacionado