Crítica de La Noche de Halloween: Love is in the air
Crítica de La Noche de Halloween: Love is in the air

Acertada secuela directa del clásico del 78. Recupera la esencia del original y aporta sentido del humor, guiños al fan del género, y el impagable tema central de Carpenter. Jamie Lee Curtis triunfa con su propia versión slasher de la Linda Hamilton de Terminator 2.

La Noche de Halloween de David Gordon Green

Un homenaje al fan de toda la vida

Los espectadores de hoy en día vivimos una época de bulimia consumista, en la que se ven más películas y series que nunca, pero en la que el exceso de oferta y el ansia por “estar al día”, por ver “la última obra maestra”, han creado una masa crítica binaria, de ceros y unos. El cine y las series de hoy se dividen en obras maestras absolutas o productos mediocres que no merecen pasar más allá de la semana de su estreno. Juego de tronos es un diez; El cuento de la criada, otro; The Wire es la mejor serie de la historia de la televisión. En cine más de lo mismo: La la land ha reinventado el musical y lo ha acercado a una nueva generación de espectadores, y Bohemian Rapshody es el biopic definitivo. Es la era del todo o nada, no hay tiempo que perder, hay que dejar constancia —si es en redes sociales mejor— de que ya se ha visto el último gran fenómeno cinéfilo o seriéfilo y de que ya hemos descartado las películas o series que la comunidad ha sentenciado sumariamente.

Me gusta pensar, para no tirar la toalla definitivamente, que aún quedamos un grupo de espectadores que sabemos apreciar los matices, que somos conscientes de las virtudes de Juego de tronos, pero también de sus muchos y obscenos trucos para llamar la atención. Quiero creer que no somos pocos los que preferimos recuperar un musical con Gene Kelly antes que enamorarnos fugazmente de La la land para olvidarla a las pocas semanas y, por supuesto, no volver a ver un musical jamás. Echo en falta más mesura, menos rigurosidad en los juicios y, a la vez, mayor exigencia. Esto último puede parecer una contradicción, pero no lo es. El caballero oscuro no es perfecta, ni la mejor película de superhéroes de la historia —ese honor es del Superman de Richard Donner—; y Mad Men no es magistral, ni una visión feminista de la incorporación de la mujer al mercado de trabajo en los años sesenta.

Algunos disfrutamos viendo El joven Sheldon y nos importa un bledo no tener tiempo, ni ganas, de comprobar si la tercera temporada de True Detective recupera el nivel de la primera o es mierda absoluta como la segunda —así la ha catalogado la tribu—. Elegimos ver por enésima vez Heat de Michael Mann sabiendo que al día siguiente no podremos comentar con los compañeros de oficina la obra maestra de turno que está de moda y deberíamos haber visto ya. Si has entendido algo de lo que he expuesto hasta ahora, si tú también revisionas, si te gusta no enterarte de qué película hay que amar este mes y qué serie es imprescindible maratonear, La noche de Halloween te gustará.

Un homenaje al fan de toda la vida

La Noche de Halloween de David Gordon Green

Planteada como una secuela directa de La noche de Halloween original de 1978, el retorno de Michael Myers y su némesis Laurie Strode —o de Laurie Strode y su némesis Michael Myers, el orden de factores no altera el producto— es un verdadero disfrute para los fans de la cinta original y del slasher. La vuelta de John Carpenter a la serie en calidad de productor se nota y su banda sonora, cuyo tema central es un icono del cine de terror, pone en situación desde el principio y eriza la piel.

La noche de Halloween 2018 es respetuosa ante todo y sobre todo con el fan, como debe ser. No es solemne, no intenta ser lo que no es, tiene sentido del humor y está rodada con estilo y nervio por David Gordon Green, director con un par de títulos muy notables en su haber como Joe con Nicolas Cage y Señor Manglehorn con Al Pacino. Jamie Lee Curtis está a gusto en su papel, su Laurie Strode es una suerte de Sarah Connor 2.0 que sería lo mejor de la función de no ser por Michael, nuestro amiguito Michael. Y es que pocos psicokillers en la historia del género tienen el carisma de Michael Myers. Su mirada, o la mirada que se intuye tras la máscara, aterroriza pero también da pena. El espectador con un mínimo de sensibilidad y empatía atraviesa un curioso viaje conforme avanza el metraje en el que pasa de ir con Strode a desear que Myers salga con bien del envite final.

No es la mejor película de terror del año, pero tampoco lo busca ni lo necesita. Es un honesto homenaje a un género, el slasher, y a una época en la que los espectadores no éramos tan resabiados. La película original de Carpenter lo habría tenido muy difícil hoy para lograr un hueco en el imaginario colectivo, pues ya no tenemos tiempo para encariñarnos con algo imperfecto. Probablemente se habría estrenado en algún servicio de streaming y habría sido el must see de la quincena, en el mejor de los casos. Una obra maestra más de la retahíla de ellas que, dicen, tenemos al alcance del mando cada año. O puede que directamente quedase sepultada por los miles de estrenos que nos inundan cada semana. Estrenos para los que, en la mayoría de ocasiones, ya no hay ni que ir al cine, tampoco hay que esperar pacientemente a que lleguen al videoclub. Basta con encender la televisión, logarnos en el servicio de VOD de nuestra preferencia y cubrir el expediente. Ceros y unos, obra maestra o la nada.

Si, como Michael Myers y como nosotros, os negáis a esta dictadura, si todavía os gusta la belleza de las cosas sencillas —en su caso matar por matar, en el nuestro pasar hora y media entretenidos— quitaos la máscara y disfrutad sin más del viaje. No os arrepentiréis.

Tráiler de La noche de Halloween en Español

Crítica de La noche de Halloween
  • Dirección
  • Guion
  • Actores
  • Fotografía
  • Música

Resumen

Acertada secuela directa del clásico del 78. Recupera la esencia del original y aporta sentido del humor, guiños al fan del género, y el impagable tema central de Carpenter. Jamie Lee Curtis triunfa con su propia versión slasher de la Linda Hamilton de Terminator 2.

3.2
Cinéfilos 4 (1 voto)
Sending

Contenido relacionado