Crítica de Joker (2019)
fondo Crítica de Joker

Todd Phillips, director de hasta ahora escaso prestigio, responsable de la saga Resacón en las Vegas y similares, convence con casi unanimidad a crítica y público y a amigos y enemigos del cine de superhéroes ofreciendo un Joker rico en contenido psicológico y sociopolítico, en parte gracias a un estupendo Joaquin Phoenix. Una de las grandes películas de este año.

Joker de Todd Phillips

Crítica de Joker de Todd Phillips - Valoración 4.5 / 5

No es ninguna novedad que todas las historias están ya contadas pero que hay muchas maneras de contar la misma historia; esto es especialmente evidente en el caso de esta película, que vuelve a contarnos el origen de Batman pero exclusivamente desde la perspectiva de su más famoso villano. Podemos ver como los mismos hechos bajo otro enfoque y otro punto de vista cambian completamente y forman un relato distinto.

Deconstrucción del personaje con carga política

Joker no suena a más de lo mismo porque toca muchos puntos que la hacen diferente a los sucesivos remakes y reboots de Batman y porque es una de las películas más inteligentes de la temporada.

En primer lugar, por llamar la atención antes de verla, y por satisfacer después de su visionado, a propios y extraños, tanto a amantes de los comics y el cine de superhéroes como a quienes no lo son. También por lograr un relato que funciona como alegoría sociopolítica a veces muy clara pero en ningún caso facilona, y lo mismo respecto al retrato del personaje, al que, a través de un profundo estudio psicológico, no se demoniza pero tampoco se le presenta sin más como una víctima de su enfermedad mental y su incapacidad para las relaciones sociales. En esto último no podemos dejar de mencionar un ingrediente fundamental para que este nuevo Joker funcione, que es el trabajo espléndido de Joaquin Phoenix, un actor al que no resulta descabellado considerar el mejor de su generación en Hollywood, o como mínimo es obligatorio reconocerle un talento para el drama, una intensidad en el rostro y unos recursos a la hora de encarnar personajes atormentados que remiten a Marlon Brando o Montgomery Clift.

Deconstrucción del personaje con carga política

Por otra parte, Joker habla de políticos populistas que promueven el desprecio a las clases sociales más pobres, a las que consideran responsables de su propia discriminación, así como de una desigualdad cada vez mayor y una tensión en las calles cada vez más palpable, temas de actualidad candente cuyo parecido con personas y situaciones reales no es precisamente pura conciencia; pero consiguiendo no cruzar líneas rojas que sacarían el proyecto de las grandes distribuidoras y la exhibición masiva, y al mismo tiempo no reducir su discurso a una pincelada naif o complaciente, otro equilibrio nada fácil de lograr.

Estamos ante una película redonda, que cumple su objetivo de deconstruir el personaje y lo lleva más allá, y que transmite muy bien la atmósfera asfixiante de Gotham desarrollando la estética oscura heredada tanto del comic como del cine negro, ya habitual desde el Batman de Tim Burton. Y todo ello de la mano de un director modesto y en principio tan poco ilustre como Todd Phillips, firmante de títulos como la saga Resacón en las Vegas o Escuela de pirados, demostrando que a veces detrás de películas comerciales hay agazapados talentos artesanales muy solventes que esperan su oportunidad para brillar.

Tráiler de Joker en Español

Crítica de Joker (2019)
  • Valoración

Resumen

Todd Phillips convence con casi unanimidad a crítica y público con una película redonda, que cumple su objetivo de deconstruir el personaje y lo lleva más allá, transmitiendo la atmósfera asfixiante de Gotham con una estética oscura heredada tanto del comic como del cine negro, ya habitual desde el Batman de Tim Burton. Una de las grandes películas de este año.

4.5
Cinéfilos 4.67 (3 votos)
Sending

Contenido relacionado