-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Correcto drama familiar. Su honestidad con el espectador y consigo misma hacen de esta película una propuesta digna de verse en cines. Mckenna Grace deslumbra pese a su corta edad. Sin duda, un prodigio al que seguir de cerca.

La excepcionalidad o la convencionalidad

Crítica de Un don excepcional

Muchas veces, la prensa comete el error de ensalzar a un cineasta novel gracias a un debut magnífico que deja entrever a un realizador capaz de crear algo diferente. Sí, efectivamente, sus primeras películas funcionan. Fue el caso, por ejemplo, de Jason Reitman, cuyas primeros cuatro filmes lograron el beneplácito del público pero cuyas últimas películas no han logrado ningún tipo de apoyo; o de Atom Egoyan, el canadiense no consigue ningún apoyo en su cine desde ese éxito llamaod ‘Ararat’. Quizás ahora sea el turno de Marc Webb, que estrena ‘Un don excepcional’, protagonizada por Chris Evans, que aprovecha para probar en papeles distintos al icónico Capitán América.

Mary Adler es una niña de siete años, vive con su tío Frank y va a asistir, por primera vez, al colegio. La pequeña no quiere, aunque su tío le obliga, no tanto por los estudios, sino para que tenga amigos; puesto que Mary es una niña particular, dotada de una cabeza extraordinaria para las matemáticas, algo de lo que pronto se darán cuenta en el colegio. Sin embargo, su tío Frank no quiere que la pequeña Mary desarrolle más su intelecto, sólo quiere que sea una chica normal, algo de lo que estará en contra Evelyn, su abuela, que decidirá luchar por la custodia de su nieta e intentar internarla en un colegio para superdotados.

Drama familiar para enternecer dignamente al público

Octavia Spencer, Mckenna Grace y Chris Evans en 'Un don excepcional'

Lo primero que hay que agradecer es que Marc Webb, y por extensión el guionista Tom Flynn, hayan optado por evitar caer en momentos lacrimógenos innecesarios, puesto que la propia situación de la película es, ya de por sí, dramática sin necesidad de acentuarla. De hecho, este drama jurídico guarda semejanza con la ópera prima de Jodie Foster, ‘El pequeño Tate’, como también de ‘Pequeño Buda’ de Bernardo Bertolucci, al mostrar un fuerte conflicto entre lo que un tutor legal desea para su hijo y lo que, según la sociedad, le conviene por ser alguien excepcional.

Ese planteamiento podría resultar interesante si Webb y Flynn lo hubiesen expuesto de una forma menos maniquea, al dar entender que la excepcionalidad puede ser un defecto y no una cualidad que puede combinarse con una realidad propia de, en este caso, una niña de siete años. Ahí reside el principal talón de Aquiles de esta película. Porque, la cinta tiene la virtud de ser honesta con el espectador y consigo misma desde el inicio: Una cinta hecha para enternecer el corazón del espectador. Quien elija visionarla, sabrá ya de antemano que no se encontrará con un drama social europeo como ‘El niño de la bicicleta’ o sagaz drama legal como ‘Kramer contra Kramer’. Es su honestidad, su principal virtud.

Eso no quita que haya cierta decepción en una película firmada por aquel cineasta que deslumbró con su ‘(500) días juntos’. Quizás la comercialidad de la fallida saga de ‘The Amazing Spider-Man’ haya provocado que Webb no quiera arriesgar mucho en su primera película tras el triste destino que tuvo su enfoque de Peter Parker.

Chris Evans, aprobado. Mckenna Grace , sobresaliente

Mckenna Grace y Chris Evans en 'Un don excepcional'

Otro punto positivo son sus actores. Octavia Spencer es infalible, siempre borda sus personajes de reparto; Chris Evans aprueba con su primer drama, quizás un primer testeo ya que no será eterno como Capitán América; Lindsay Duncan acierta con un personaje ambivalente, una mezcla de fría institutriz a lo señorita Rottenmeier con calculadora matriarca a lo Concha Veslaco en ‘Herederos’. Aunque la que deslumbra y hace que la película tenga un punto más es la pequeña Mckenna Grace. Aunque la niña tenga actualmente 11 años, tiene ya una extensa filmografía a sus espaldas, lo que se ve gracias a un personaje rico en matices, adorable a la par que duro. Sin duda, habrá que seguir de cerca su recorrido cuando sea adulta.

Un don excepcional’ es un correcto drama familiar, con escenas judiciales y cierto margen para el amor. Quizás no sea una película hecha para Cannes, Venecia o Karlovy Vary, aunque es ideal para pasar un momento agradable en una sala de cine. En plena época de verano, el público agradecerá una propuesta ligera aunque de calidad.

Tráiler español de ‘Un don excepcional

Crítica de Un don excepcional
  • Dirección
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Montaje
  • Fotografía

Resumen

Su honestidad, el no caer en sentimentalismo y la entrega de sus actores hacen que este drama familiar sea una propuesta digna de verse en cines. Ligera y entrañable, ideal para el verano.

3 / 5
Cinéfilos 4 (1 voto)
Sending
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Un don excepcional”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • La Liga de la Justicia (2017)
      17 Nov. 2017
    • El autor (2017)
      17 Nov. 2017
    • Paddington 2 (2017)
      24 Nov. 2017
    • Asesinato en el Orient Express (2017)
      24 Nov. 2017
    • Saw: Legacy (Saw VIII) (2017)
      24 Nov. 2017