-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Una producción comercial hecha para un público masivo pero que dista mucho de ser una buena adaptación tanto del manga de Masamune Shirow como de la película de 1995 dirigida por Mamoru Oshii. Al menos, Scarlett Johansson logra salvar los muebles con una magnífica interpretación de la Mayor.

Crítica de Ghost in the Shell: El alma de la máquina

El intento de Hollywood de entender el espíritu dentro del refugio

Si hay una película que están esperando expectantes los seguidores del cine de autor, como también los fans del cine de animación japonés, es la adaptación en imagen real de ‘Ghost in the Shell’ que ha dirigido Rupert Sanders, un enfoque estadounidense para uno de los mangas más aplaudidos del siglo pasado, obra de Masamune Shirow, que fue adaptado en 1995 por Mamoru Oshii, convirtiéndose en una obra maestra de la animación y una cinta de culto. Tal era el desafío, que el resultado se antoja como agridulce.

En un futuro próximo, el ser humano ha logrado crear una estrecha simbiosis con la robótica, haciendo que la persona pueda tener parte de su cuerpo convertido en alta tecnología. La Mayor es un androide…o casi, porque todo su cuerpo está hecho con la más avanzada tecnología menos su cerebro, que es lo único humano que le queda. Con apenas recuerdos de su pasado, la Mayor es la líder de la Sección 9, un área policial encargada de casos relacionados con el hackeo y el terrorismo informático. A la sección ha llegado un extraño caso de un asesino en serie que está matando a los principales líderes de Hanka, la empresa de alta tecnología que ha logrado que buena parte del mundo logre tener partes de androides en sus cuerpos.

Escena de 'Ghost in the Shell: El alma de la máquina'

Efectivo blockbuster pero floja adaptación

Antes de ver esta nueva versión del clásico de 1995, hay que tener en cuenta queGhost in the Shell: El alma de la máquina’ no tiene como objetivo al mismo público que el filme original, como tampoco el manga en el que está basado. Mientras que Shirow y Oshii se enfocaban claramente en un público nicho, en lo que se cataloga de autor, Sanders se ha enfocado en un interés mucho más comercial y masivo. Al tener este dato en cuenta, la película se convierte en un acertado blockbuster palomitero pero que será decepcionante para los amantes del manga y la película original.

Y, claro, como concepto de cine masivo y comercial, la ‘Ghost in the Shell’ de Sanders funciona como un efectivo entretenimiento en el que, además, se habla sobre la verdadera identidad de la persona, qué es exactamente una persona y hasta qué punto es ético combinar al ser humano con la máquina. Preguntas que ya existían en la película original y que aquí aparecen de manera más simplificada. Además, la cinta se beneficia de tener un reparto muy entregado, destacando una magnífica Scarlett Johansson en el papel de la Mayor, un personaje que parece haber estado escrito para ella.

Fotograma de 'Ghost in the Shell: El alma de la máquina'

Scarlett Johansson brilla como la Mayor

Pese a ello, a ‘Ghost in the Shell’ le ocurre lo mismo que a la reciente ‘La bella y la bestia, lo que le precede es demasiado bueno como para evitar las comparaciones. Es más, como adaptación dista mucho de llegar al nivel del manga original como de la cinta de Oshii. Es más, el mensaje simplificado provoca que se esté ante una propuesta que pierde todos los matices relacionados con la fuerte crítica política que tiene la cinta original, como también las referencias al pensamiento de Kant o Schopenhauer, así como las referencias artísticas a la Venus de Milo.

Todo ello convierte a ‘Ghost in the Shell: El alma de la máquina’ es un correcto blockbuster, con un envoltorio exquisito (el diseño de producción es fantástico y está al nivel de la cinta original), un reparto entregado pero un guion poco atrevido, desactualizado (a la cinta también le pesan ‘Matrix’ o ‘Minority Report’, películas que tuvieron de fuente al filme de animación) y hecho para un público mayoritario, lo que hace que la complejidad que se espera de esta propuesta quede en niveles mínimos. Eso sí, gustará a los fans del cine comercial, de la ciencia ficción de películas como ‘In Time’ o ‘La isla’ pero será una decepción absoluta de los seguidores de la obra de culto, como de cine de ciencia ficción de autor como ‘La llegada’ o ‘Moon’. Con todo lo dicho, el espectador será el que deba elegir.

Tráiler en español de Ghost in the Shell: El alma de la máquina

Crítica de Ghost in the Shell: El alma de la máquina
  • Dirección
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Montaje
  • Fotografía
  • Efectos visuales

Resumen

Una adaptación comercial que es efectiva para un público masivo, pero que se queda coja respecto tanto al manga en el que se basa como en la película de animación original. Scarlett Johansson está magnífica como la Mayor, al menos.

3 / 5
Cinéfilos 0 (0 votos)
Sending
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Ghost in the Shell: El alma de la máquina
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Ghost in the Shell: El alma de la máquina”
    Deja tu comentario





    Grandes estrenos

    • Wonder Woman (2017)
      23 Junio 2017
    • Baby Driver (2017)
      7 Julio 2017
    • Día de patriotas (2016)
      7 de Julio 2017
    • La guerra del planeta de los simios (2017)
      14 Julio 2017