-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Aunque no llega al nivel de excelencia de ‘Fast & Furious 7‘, esta octava entrega tiene las suficientes dosis de acción, efectos visuales y carreras de coches para seguir mantiene muy viva la saga. Además de tener una villana excelente como lo ha sido Charlize Theron, un papel que está a su altura.

Crítica de Fast & Furious 8

Sin duda, la sagaFast & Furious’ se ha convertido en el mejor referente de franquicia que ha ido de menos a más. Cuesta creerlo pero ya han pasado 16 años desde el estreno de la primera entrega y la saga vive su mejor momento ahora. Tras el gran éxito que fue ‘Fast & Furious 7’, llega a los cines ‘Fast & Furious 8’, que reúne de nuevo a toda la familia de Dom Toretto aunque, tristemente, con la ausencia de Paul Walker.

Todo parece tranquilo. Dom y Letty se han ido de luna de miel a La Habana, mientras que Brian y Mia están fuera de juego. Ahora que toda la familia se ha esparcido y disfruta de una vida normal, se presenta una misteriosa y atractiva mujer que le obliga a Dom a hacer un trato: O se une a ella y vuelve a actividades poco lícitas o alguien estará en un grave peligro. Con esto, Dom verá cómo, en contra de su voluntad, traiciona a su familia, puesto que esta misteriosa mujer es Cypher, una terrorista informática que está dispuesta a crear el caos en el mundo.

Charlize Theron, fantástica como rápida y furiosa

Hay que reconocer que fue Justin Lin quien revitalizó la saga y la expandió, provocando que los fans de ‘Fast & Furious’ aumentasen. Tras una magnífica séptima entrega que estuvo dirigida por James Wan y que, a día de hoy, es la mejor de toda la franquicia, ‘Fast & Furious 8’ mantiene el tipo y vuelve a traer una historia de acción con magníficas coreografías con coches, tiros, una buena dosis de efectos visuales, además de traer de nuevo a la familia Toretto, personajes muy carismáticos, y una villana a la altura de la saga.

Vin Diesel en Fast & Furious 8

Sin embargo, hay que decir que la octava entrega no es tan redonda como la séptima, quedándose al nivel de ‘Fast & Furious 6’. Eso no es malo, puesto que ‘Fast & Furious 8’ vuelve a ser un festín de brutales imágenes, carreras de coches y un verdadero gozo para los amantes del cine de acción. De hecho, en medio de tanta testosterona, hay que agradecer a los productores de la saga ambicionar tramas más complejas y fichar a actores de prestigio para papeles que estén a su altura. En ese sentido, está un maravilloso Kurt Russell, en un papel semejante al de un comisario bonachón, y Helen Mirren, fabulosa en un personaje alejado de dramas y cine de época.

Aunque quien se lleva todos los honores es Charlize Theron, divina en su papel de terrorista informática. Con cierta reminiscencia a la reina malvada de ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’, el personaje de Cypher es la crueldad, la ambición y la frialdad hecha personaje. Con un papel tan extremo, la actriz sudafricana era la única capaz de defenderlo tan bien. Su maldad deja brutales e impactantes escenas como la de los “coches-zombies” causando el caos en Nueva York o un submarino intentando dar caza a los coches de la familia Toretto, que dejan en la retina escenas difíciles de olvidar.

Un festín de acción y escenas de carreras imposibles en Fast & Furious 8

Un festín de acción y escenas de carreras imposibles en Fast & Furious 8

Sin embargo, lo que hace a ‘Fast & Furious 8’ menos satisfactoria que su predecesora es su excesivo metraje, 136 minutos, así como sus escenarios. Se agradece que se divida la cinta en tres ciudades, tres ambientes, pero también que se hubiese sabido gestionar mejor las escenas. De acuerdo, la acción mola pero se hace repetitiva en algunas ocasiones. Por otro lado, hay que ser condescendiente debido a que se nota la ausencia de Paul Walker, una falta imposible de cubrir aunque, afortunadamente, los nuevos personajes que entran en acción, junto con alguno antiguo que se reformula, funcionan.

Pese a su exceso de metraje y que no arriesga tanto con sus predecesores, ‘Fast & Furious 8’ es un festín de acción, una película llena de fuegos artificiales con unos personajes que vuelven a traer su carisma para conquistar de nuevo al público. Junto con una villana que promete seguir dando guerra, esta octava entrega es notable y vuelve a mostrar la buena salud de la que goza la saga. Eso sí, se agradecería que F. Gary Gray cediese de nuevo al puesto a Justin Lin o James Wan.

Tráiler español de Fast & Furious 8

Crítica de Fast & Furious 8
  • Dirección
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Sonido
  • Efectos visuales

Resumen

Efectiva cinta de acción con escenas brutales de acción y fuegos artificiales. Charlize Theron revoluciona a la familia Toretto, que vuelven con ganas de pisar el acelerador.

3.5 / 5
Cinéfilos 4.67 (3 votos)
Sending
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Fast & Furious 8
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Fast & Furious 8”
    Deja tu comentario





    Grandes estrenos

    • Wonder Woman (2017)
      23 Junio 2017
    • Baby Driver (2017)
      7 Julio 2017
    • Día de patriotas (2016)
      7 de Julio 2017
    • La guerra del planeta de los simios (2017)
      14 Julio 2017