Crítica de La Noche de Halloween
fondo Crítica de La Noche de Halloween

La nueva secuela de La noche de Halloween, el clásico de John Carpenter, no defraudará a los fans del terror. La falta de pretensiones con la que la película asume su condición de secuela, además del reencuentro con la muy querida Jamie Lee Curtis, garantiza un agradable entretenimiento que da lo que se espera de ella con solvencia y respeto por el género.

Crítica de La Noche de Halloween

LA NOCHE DE HALLOWEEN de David Gordon Green

En 1978 John Carpenter hacía historia en el cine de terror por su uso de la steady-cam y del plano subjetivo para contar una historia sencilla de un demente que aterrorizaba a un barrio residencial norteamericano durante la noche de Halloween, que, por cierto, hace 40 años en España casi nadie sabía lo que era. La iconografía del terror, a la que apenas se había aportado nada desde las obras maestras de la Universal de los años 30, se actualizaba con nuevos monstruos enmascarados; a Michael Myers pronto le saldrían imitadores: el más obvio el Jason de Viernes 13 y el más elaborado y famoso el Freddy Krueger de Pesadilla en Elm Street. La noche de Halloween acabó creando un nuevo subgénero, el slasher, dominante durante el terror de los años 80 y resucitado en la década siguiente de la mano de la ironía y el metalenguaje de la saga Scream.

40 años no es nada para Michael Myers

40 años no es nada para Michael Myers

20 años después de que se celebraran los 20 años de la creación de Michael Myers con una secuela, Halloween H20, esta nueva noche de Halloween, presentada en festivales como Sitges o Nocturna, aparece en un contexto bastante diferente, cuando el slasher ya no es objeto de revisión ni de parodia, el terror está ya plenamente integrado como género en el mainstream audiovisual y la película original de la saga se sitúa mucho más cerca de la categoría de clásico del cine que de la de obra de culto o placer culpable.

Carpenter pasa a ser productor ejecutivo junto a la imprescindible Jamie Lee Curtis, y es un artesano no especializado en el terror, David Gordon Green, quien firma una secuela cuyo gran acierto es su modestia y su gran respeto por el género. Nada de vintage ni de nostalgia, salvo en los rótulos de los créditos y en su uso de la melodía de sintetizador, compuesta por el propio Carpenter, ni de ironía ni de deconstrucción narrativa, sino solo slasher de siempre sin mayores pretensiones y asumiendo con la cabeza bien alta la condición de enésima parte de un original al que es inútil intentar enmendar la plana e innecesario añadir nuevas capas. Se suma como acierto un final lo suficientemente cerrado para ser satisfactorio sin que falte una rendija por la que pueda surgir una posible continuación para esta longeva saga, de la que se puede decir que esta es la continuación más digna hasta la fecha.

Crítica de Antonio López

Tráiler de La noche de Halloween en Español

Crítica de La noche de Halloween
  • Valoración

Resumen

Secuela cuyo gran acierto es su modestia y su gran respeto por el género. Nada de vintage ni de nostalgia,solo slasher de siempre sin mayores pretensiones y asumiendo con la cabeza bien alta la condición de enésima parte de un original al que es inútil intentar enmendar la plana e innecesario añadir nuevas capas.

3.0
Cinéfilos 4.67 (3 votos)
Sending

Contenido relacionado