Publicidad

- Crítica de Un amigo para Frank


Crítica

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

Curiosísima propuesta indie que nos llega dentro de la corriente pro ciencia ficción que vivimos y seguiremos viviendo a lo largo de este año en nuestros cines. Una propuesta íntima, muy humana, pero donde esa primera impresión de encontrarnos con una película donde prepondere el drama, se torna en una agradable sorpresa con el mayor peso en la balanza de la comedia.

Frank (Frank Languella), un ajado “ex” delincuente y atracador de guante blanco, se ve amenazado por el creciente ataque del alzeimer, y es su hijo Hunter (James Marsden) el que acude a la ayuda de un robot autómata, capaz de ayudar a su padre en las tareas del hogar y a mantenerle ocioso. El robot, al cual no se le pone nombre, os recordará a personajes tan carismáticos como Cortocircuito, y la película en si a obras como Robot Stories de Greg Pak.

Un amigo para Frank es sobre todo una película de actores, de lenta narrativa pero perfectamente bien llevada, con un muy buen trabajo de su director novel en largometrajes Jake Schreier, para dotarla de ese aroma apagado de cine clásico y de autor. Frank Languella, un todoterreno incombustible, se rodea del ya mencionado James Marsden, de la bella Liv Tyler y de la siempre espectacular Susan Sarandon, absolutamente radiante. El conjunto de este equipazo es homogéneo y creíble desde el primer momento.

En el lado opuesto encontramos a Jeremy Strong, el yuppi que conseguirá devolver a Frank su alma de ladrón de postín, ayudándose esta vez de la cooperación de su robot casero. La trama conseguirá atraparte por momentos, como una montaña rusa, con continuas idas y venidas, con una buena cantidad de situaciones divertidas y pintorescas. Sin ser un guion perfecto no te aburrirá en ningún momento.

Un amigo para Frank se convierte, sin duda alguna, en una muy grata sorpresa, fresca en su conjunto, divertida, sin sentimentalismos baratos, sin abusar de las lecciones morales de baratillo y aportando una buena dosis de buen cine sin efectismos artificiales. No pasará a los anales del cine por su recaudación o su impacto en las salas, pero desde luego es una propuesta más que recomendable y una forma diferente y tan sencilla como apasionante de disfrutar de la ciencia ficción.

 

Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Un amigo para Frank
Hay 1 comentario para la entrada “Crítica de Un amigo para Frank”
  • Sofia Martínez dice:

    Es simplemente una obra maestra de la ciencia ficción que si bien es cierto carece de efectos especiales el guión bien escrito lo perdona todo es simplemente preciosa. Hace poco pude verla, y sin duda diré que me ha robado el corazón. Vale muchísimo la pena.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Resultado: 0 (+0 / -0)
Deja tu comentario