- Crítica de La orilla


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

El cine mal llamado de temática gay se suele mostrar poco en salas comerciales, destinado casi a ser sólo exhibido en festivales o circuitos muy limitados, siempre es grato ver llegar a una película y traspasar esa barrera. Tras la elegante y sórdida ‘Desde allá’, llega ‘La orilla’, ópera prima de Filipe Matzembacher y Marcio Reolon que fue exhibida en el Festival de Berlín del 2015.

Martin y Tomaz son amigos desde hace muchísimo tiempo. Ahora que están a punto de cumplir 18 años, el padre de Martin le pide a su hijo que marche hacia el sur de Brasil para resolver unos problemas relacionados con la herencia familiar, se quedará en la casa familiar que tienen allí, puesto su padre nació en esa tierra. El joven sólo acepta el encargo si su amigo Tomaz le acompaña, éste acepta de buen grado, puesto que así aprovecha para ir a la boda de una prima. Este viaje será revelador para ambos.

Crítica de La orilla

Sin duda, Matzembacher y Reolon han querido crear una película con sello autoral para reafirmar la intensidad de los sentimientos en los pasos de la adolescencia a la adultez, para ello, los directores debutantes han apostado por una película con varios silencios, que supuestamente pretenden decir más que sus diálogos, dejando varias elipsis en los que debe radicar su fuerza. De hecho, apuestan por actores primerizos también para darle mayor naturalidad a la cinta.

Sin embargo, La orilla’ no es ni ‘Primer verano’, ni ‘A primera vista’. De hecho lo que muestra es lo suficientemente sencillo para que, al ser tratado con tanta intensidad y lánguidos momentos, se considere realmente relevante en esta propuesta, que falla en querer ser más trascendente de lo que debe y que muestra unas intenciones demasiado ambiciosas de unos debutantes. De hecho, en ese sentido podría ser la cara pausada e indolente del presuntuoso e impertinente cine de Xavier Dolan.

Crítica de La orilla

Con lo cual, esta propuesta no llega ni a ser trascendental y ni a llegar al alma del espectador, al que le exige un esfuerzo excesivo para una película que arranca justo en su acto final y que deja la sensación de que toda su trama hubiera estado mejor tratada en un cortometraje. Su visionado se hace tedioso y su ritmo nunca llega a cuajar. Esa intensidad se antoja innecesaria.

Eso deja a ‘La orilla’ como una propuesta fallida que evidencia la falta de experiencia de sus directores, que dejan un filme frío y excesivamente pretencioso, que carece de fuerza y de intensidad. No se está ante una nueva ‘La vida de Adèle’ o ‘C.R.A.Z.Y.’ sino ante un filme que recuerda a otros muchos como ‘Snails in the Rain’ o ‘Tormenta de verano’. Una decepción.

Valoración de 'La orilla'
  • Dirección
  • Guión
  • Interpretaciones

Resumen

Lánguida y tediosa, su trama no llega arrancar hasta su acto final. 83 minutos son demasiados para un relato con el que 20 hubiesen sido suficiente. Demasiado pretenciosa.

2 / 5
Cinéfilos 3 (1 voto)
Sending
Publicidad


Contenido relacionado

<Comentarios de Crítica de La orilla
No hay comentarios para la entrada “Crítica de La orilla”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017)
      11 Agosto 2017
    • Emoji: La película (2017)
      11 Agosto 2017
    • La Torre Oscura (The Dark Tower) (2017)
      18 Agosto 2017
    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017