- Crítica de Hermanísimas


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Las comedias absurdas, gamberras, de adultos completamente inmaduros son propuestas difíciles de llevar. ¿Por qué? El género está tan manido y su humor está tan banal, que causan un gran prejuicio entre el público y la crítica. Sin embargo, cada vez existen honrosos ejemplos de películas más innovadoras o que ofrecen algo diferente como ‘Malditos vecinos’ o ‘La boda de mi mejor amiga’. Jason Moore, que ya triunfó con ‘Dando la nota’ ha querido ofrecer su particular visión con ‘Hermanísimas’, protagonizadas por Tina Fey y Amy Poehler.

Kate y Maura son hermanas, pero son completamente distintas. La mayor, Kate, es un auténtico caos, madre soltera, sin trabajo, fiestera y muy soez. Por el contrario, Maura, la pequeña, es muy meticulosa, trabaja de enfermera en un prestigioso hospital y es tremendamente servicial, hasta el punto de llegar a cansar. Ambas deberán reencontrarse cuando sus padres les informen de que han decidido vender la casa en la que vivieron su infancia. Esto obligará a que ambas deban volver a conectar con su infancia y adolescencia, convirtiendo esta regresión a la nostalgia en un auténtico desfase.

Crítica de Hermanísimas

Moore tiene experiencia en el campo de la comedia femenina, Dando la nota’ fue toda una sorpresa por ser una rompedora propuesta, alejada de los tópicos y traspasar la sensación de placer culpable a estar ante una de las comedias femeninas mejor hechas de la última época. Sin embargo, parece que con esta nueva propuesta, el realizador no acierta en la elección de su guionista. Paula Bell, que ha firmado varios libretos para ‘Saturday Night Live’, debuta en la gran pantalla de forma irregular con esta comedia que no llega a ser ni el desfase que aparenta, ni tampoco rompe los cánones habituales del género.

Sus dos protagonistas, son inmaduras que no aceptan el paso del tiempo y las responsabilidades, logran transmitir cierto mensaje gracias a la magnífica química entre Tina Fey y Amy Poehler, que delata una amistad de años tras sus espaldas. Sin embargo, más allá de eso no hay más, puesto que se está ante una propuesta no sólo carente de sentido, sino también de una duración excesiva, momentos cómicos que provocan más un sonrojo que una carcajadas y un trasfondo, ciertamente, algo arcaico.

Crítica de Hermanísimas

Con lo cual, se está ante una propuesta que partía de una premisa interesante, pero que poco a poco va naufragando puesto que Bell pretende abarcar varios temas. El ser una comedia absurda no significa no tener un mensaje más profundo escondido entre gags escatológicos y ácidos comentarios, pero en este caso da la sensación de que se quiere ser trascendental y, a la vez, banal, lo que provoca una mezcla que desconcierta.

Propuesta regular que no está al nivel de películas semejantes como las firmadas por Paul Feig y Judd Apatow, este último muy hábil en contar siempre lo mismo pero con diferentes matices. Eso sí, quien decida verla podrá disfrutar de estas dos actrices, quizás las mejores comediantes de su generación con permiso de Kristen Wiig y Melissa McCarthy. Para un momento distendido, ligero y poco exigente, lo cual no es nada malo, que conste.


Valoración de 'Hermanísimas'
  • Dirección
  • Interpretaciones
  • Guión

Resumen

Dos actrices cómicas que logran darle algo de humor a una propuesta irregular y muy encorsetada. No hay ningún tipo de riesgo o atrevimiento.

2.5 / 5
Cinéfilos 2 (1 voto)
Sending

Publicidad


Contenido relacionado

<Comentarios de Crítica de Hermanísimas
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Hermanísimas”
    Deja tu comentario





    Grandes estrenos

    • La momia (2017)
      9 Junio 2017
    • Baywatch: Los vigilantes de la playa
      16 Junio 2017
    • Señor, dame paciencia (2017)
      16 Junio 2017
    • Wonder Woman (2017)
      23 Junio 2017