- Crítica de Need for Speed


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Nadie duda que los videojuegos forman una parte fundamental en el terreno del ocio en la actualidad, y el mundo del celuloide le presta hoy más que nunca, toda su atención. La franquicia de Electronic Arts ha sido la elegida por el director de Acto de Valor, Scott Waugh, no sólo para intentar evolucionar en cuanto al mundo de las adaptaciones de juegos a la gran pantalla se refiere, sino también plantar cara a ese monstruo de la taquilla que es A Todo Gas.

Crítica de Need for Speed

Resulta curioso desde un principio, que la saga elegida para tamaña propuesta sea la de Need for Speed, cuyo momento de gloria en consolas de sobremesa data de los tiempos de PS2. Pero sin duda su mayor problema radica en ser un producto carente de alma, que no aporta absolutamente nada a lo ya visto y que juega con gran torpeza sus mejores cartas.

Need for Speed nos trae a la gran pantalla las carreras callejeras marca de la casa del juego original, con detalles como las persecuciones policiales, los helicópteros y los planos subjetivos desde el interior de los vehículos, que fueron santo y seña en la franquicia de EA. Todo ésto, enmarcado en lo que ya consideran porno automovilístico, con una sucesión de coches de alta gama y clásicos de ensueño que serán todo un deleite para los amantes del motor.

Por desgracia, lo que se avecina trepidante, no es más que una serie de carreras y persecuciones alargadas hasta el extremo, con mínimas pinceladas de emoción, y que no dejan de sentirse como una competición de Nascar en un circuito cerrado. Poco puede hacer aquí el bueno de Aaron Paul, lo mejor de la película aunque sea por mera nostalgia post Breaking Bad, pero demostrando que tiene madera suficiente como para liderar una producción de 66 millones de dólares como ésta.

Need for Speed también peca de un metraje excesivo, incapaz de mantener la atención del espectador, presentándose como la superproducción que en muy pocos momentos llega a ser. Era difícil sacar mucho jugo de una base como el juego de origen, de concepto simple y a estas alturas trillado, pero más complicado era aún postrarse como la alternativa a la saga de Vin Diesel pero ofreciendo menos. Need for Speed es Aaron Paul y una sucesión de vehículos extraordinarios, aunque rodeados de personajes estereotipados, clichés revistos y un sentido del humor del tres al cuarto.

need for speed 2

Visualmente es sólida, aunque desde luego con unas 3D innecesarias, pero transmite más bien poco y las contantes de adrenalina que suscita nunca llegan a ser las esperadas. Quizás la taquilla internacional logre mantener la intención de convertir a Need for Speed en una franquicia cinematográfica, pero habrá que darle una vuelta completa a las ruedas de este engranaje, para encontrar y mostrar una personalidad necesaria para sobrevivir al complicado mundo del asfalto en el celuloide.

Puntuación Final:
2 / 5 Valoración de Need For Speed - 2 sobre 5
Publicidad


Contenido relacionado

<Comentarios de Crítica de Need for Speed
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Need for Speed”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017
    • Barry Seal: El traficante (2017)
      1 Sept. 2017
    • It (2017)
      8 Sept. 2017
    • Kingsman: El círculo de oro (2017)
      22 Sept. 2017