Publicidad

- Crítica de El Pacto


Crítica

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

Si consultas la filmografía de Nicolas Cage en IMDB comprobarás que a día de hoy el actor está involucrado en nueve películas. Nueve. El Pacto, la última en llegar a nuestras pantallas, es una producción que dirigió el año pasado el veterano Roger Donaldson, responsable de películas “clásicas” como Cocktail, No hay salida, Species o Un pueblo llamado Dante’s Peak, películas siempre al servicio de una hot star (Cruise, Costner, Henstridge o Brosnan) o de Forest Whitaker.

En esta ocasión Donaldson y sus guionistas proponen una vuelta de tuerca al género de justiciero urbano, transformando la venganza personal de Cage en una odisea a la altura del Enemigo Público de Tony Scott. Y es que el bueno de Nick, de nuevo en Nueva Orleans tras la fabulosa Teniente Corrupto, en esta ocasión se mete en un lío al vengarse del agresor de su mujer y deberá pagar un enorme precio al involucrarse en la justicia callejera.

Pensándolo fríamente, nada en la película tiene sentido y la trama no aganta un análisis concienzudo, pero precisamente por ese esfuerzo en tratar de parecer convincente y buscar sorprender al espectador -a pesar de que, en el fondo, tire de tópicos de todos los géneros a los que se abraza el thriller-, la película consigue que uno olvide las momentáneas ganas de abandonar la sala y quiera conocer un desenlace que, por otra parte, conoce de sobra. Epílogo incluido.

 

Publicidad


Contenido relacionado

<Comentarios de Crítica de El Pacto
No hay comentarios para la entrada “Crítica de El Pacto”
Deja tu comentario