- Crítica de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas


Crítica

Share on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

La verdad es que hay que sorprenderse que la franquicia de películas de ‘Alvin y las ardillas, que nació como un grupo musical virtual, haya logrado crear cuatro películas sobre las aventuras de estas traviesas ardillas que viven con su padre adoptivo Dave. Tras tres exitosas películas, llega una cuarta entrega (y según parece, la definitiva). Se trata de ‘Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas, en la que se Jason Lee vuelve a encarnar al sufrido “padre” de estas incontrolables ardillitas.

Alvin, Simon y Theodore organizan una fiesta de cumpleaños a Dave. Sin embargo, la cosa acaba desmadrándose y se convierte en un auténtico caos de desfase y diversión demasiado grande. Al llegar Dave, la bronca es muy grande. Y, tras varios malentendidos, las tres ardillas han llegado a la conclusión de que su padre los va a abandonar cuando crean que le pedirá matrimonio a Samantha, una mujer que parece ser su novia. Cuando se va con ella a Miami, Alvin y el resto del grupo harán un viaje desde Los Ángeles hasta Miami para evitar el compromiso.

Crítica de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas

Ciertamente, las dos primeras entregas de ‘Alvin y las ardillas’ llegaron a ser placeres culpables gracias a su humor blanco y ofrecer un momento desconexión con personajes clásicos de los años 80. Ya la tercera entrega era innecesaria, esta cuarta certifica lo que la anterior cinta dejaba ver: Que la franquicia llegó a su tope hace ya mucho tiempo.

Esta cuarta película apenas logra mantener el interés en el espectador, más allá de algún chascarrillo que provocará más una media sonrisa que una carcajada. De hecho, y pese que gracias al CGI se consigue ver, todavía, adorables a estas tres criaturas, se convierte en una continua sensación de estar viendo vídeo graciosos y musicales en bucle. Carece de cualquier trasfondo más allá de imágenes de ardillas gamberras y adorables.

Crítica de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas

De acuerdo, a la franquicia de ‘Alvin y las ardillasno se le puede exigir mucho realmente. Las cuatro películas han sido, desde el inicio, muy honestas y concretas respecto al público al que pretenden ir dirigido. De hecho, sigue en la línea de propuestas como ‘Scooby-Doo’, ‘Garfield’ y ‘Los pitufos’. Aunque hay que darles el mérito de haber durado más que las anteriormente citadas.

Pese a que es una oportunidad para de nuevo en cine a Jason Lee, lo cierto es que ‘Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas’ es una propuesta ideal para ver… pero a las 16:00 en la televisión. Su humor blanco y sus momentos infantiles son entrañables y gustarán a los más pequeños, pero no son lo suficientes para justificar un cuarto pase por cines. Eso sí, los fans de la franquicia la querrán igualmente.

Puntuación Final:
1.5 / 5 Crítica de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas 1.5 sobre 5
Publicidad


Contenido relacionado

<Comentarios de Crítica de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas”
    Deja tu comentario





    Grandes estrenos

    • La cura del bienestar (2017)
      24 Marzo 2017
    • El bar (2017)
      24 Marzo 2017
    • Ghost in the Shell: El alma de la máquina (2017)
      31 Marzo 2017
    • Life (Vida) (2017)
      7 Abril 2017