Crítica de Diamond Flash

Sobrecogedora y desgarradora ópera prima de Carlos Vermut. Un puzle venenoso alrededor de un puñado de personajes con secretos muy oscuros y existencias jodidas. Una aproximación muy personal al universo de los enmascarados. Tiene más de EC que de DC y mucha valentía y mala uva. Sospechamos que hay bastantes cortes y exigimos más metraje. A falta de que en el primer trimestre del año que viene aterricen los extraterrestres de Vigalondo, las bodas zombie  y los lobos de Arga, una de las pelis nacionales del año.

Una película difícil de olvidar.


Contenido relacionado