-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Star Trek es junto con Star Wars la saga de ciencia ficción más importante de la historia del audiovisual. En 2009 JJ Abrams inició un reboot de la saga original en Star Trek. Con esa película consiguió contentar a los que nunca se habían interesado por el universo mostrado hasta entonces en cinco series de televisión y diez películas para cine. Pero al mismo tiempo dinamitó —en el caso de Vulcano literalmente— el canon desarrollado hasta entonces. Por tanto, esta nueva era reboot de Star Trek que vivimos actualmente lleva el nombre de la original y mantiene algunas constantes y referencias, pero es otra cosa. Otra cosa muy menor.

Star Trek: Más allá reseña

Star Trek: Más allá tiene como mayor mérito no haber continuado mancillando la memoria del universo original. JJ Abrams ha ejercido aquí únicamente como productor y en esta ocasión la silla de director la ha ocupado Justin Lin, director solvente y con talento constatado para saber al menos mover la cámara gracias a los varios capítulos de la saga Fast & Furious que ha dirigido. En este tercer capítulo del reboot, se nota la presencia de Simon Pegg en el guión. El actor, fan declarado de la saga original, ha ampliado su participación de interpretar a Scotty a escribir el guion junto a Doug Jung, y eso se nota en el resultado final. No porque Star Trek: Más allá sea una gran película ni recupere el encanto y esplendor de la saga original, si no porque Pegg ha creado algo que perfectamente podría haber sido un episodio de una de la series alargado. Esa es su gran baza y al mismo tiempo su mayor defecto.

Star Trek: Más allá resulta entretenida por momentos, pero se alarga en exceso. Hace además hincapié en un defecto ya apuntado en las dos películas anteriores, y es que carga demasiado las tintas sobre el personaje de Spock. El personaje es sin duda el más mítico del universo trekkie, y es cómo es —genial— por su origen vulcaniano. Pero en esta nueva era Abrams, y en especial en esta película, se le utiliza como excusa cómica. Se le muestra como una especie de Sheldon Cooper, un personaje que pareciera tener Síndrome de Asperger. En la serie original y en las películas Spock tenía un toque irónico y provocaba momentos cómicos en los que no siempre era él el desencadenante. Como ocurre con el Star Trek “rebooteado” en general, este Spock hará mucha gracia a los no habituales, pero me cuesta creer que un trekkie de verdad se encuentre a gusto en este universo.

El peor villano de la historia de Star Trek

Idris Elba es el peor villano de la historia de Star Trek

Star Trek: Más allá no es una mala película de acción y aventuras —la ciencia ficción ha desaparecido casi por completo en esta nueva era— pero resulta para un aficionado de toda la vida innecesaria. Tiene además el peor malo de la historia de la saga. Me atrevo a incluir los aparecidos en los más de quinientos episodios de las series. Idris Elba está totalmente desaprovechado y ni su personaje inspira respeto, ni sus motivaciones nos resultan creíbles o interesan.

Chris Pine confirma su condición de correcto William Shatner de marca blanca y Karl Urban se lleva las mejores líneas de dialogo a costa como ya he explicado de humillar a Spock, interpretado con absoluta desidia por Zachary Quinto.

La música de Michael Giacchino es notable, la película se ve bien aunque le sobren al menos veinte minutos, pero Star Trek: Más allá no cumple su subtítulo en ningún sentido. A no ser que se refiera a que no ha destrozado aún más la saga de lo que ya lo hizo Abrams. Esperemos que la serie que se estrenará a principios de 2017 con Bryan Fuller (Hannibal) como máximo responsable —fan declarado de la serie original—, recupere algo del esplendor clásico de Star Trek. Larga vida y prosperidad a los fans de toda la vida. Y paciencia, mucha paciencia.

Tráiler de Star Trek: Más allá

Valoración de Star Trek: Más Allá
  • Dirección
  • Guion
  • Actores
  • Música
  • Efectos Especiales

Resumen

Star Trek: Más allá entretiene en gran parte de su metraje y al menos respeta más que las dos películas anteriores la memoria de la saga clásica, pero resulta alargada, su guion es anecdótico y más propio de un capítulo de la serie que de una nueva película. Gustará a los no asiduos al universo Trekkie más que a los fans incondicionales. O debería al menos. Idris Elba construye el peor villano de la historia de la saga.

2.5 / 5
Cinéfilos 4.33 (3 votos)
Sending
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Star Trek: Más allá
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Star Trek: Más allá”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017
    • Barry Seal: El traficante (2017)
      1 Sept. 2017
    • It (2017)
      8 Sept. 2017
    • Kingsman: El círculo de oro (2017)
      22 Sept. 2017