Publicidad

-


Crítica

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest1

William Shakespeare escribió en ‘Macbeth’: “Si con dar un solo golpe se atajaran las consecuencias y el éxito fuera seguro… yo me lanzaría de cabeza desde el escollo de la duda al mar de una existencia nueva”. El reconocido dramaturgo Miguel del Arco decide debutar en el cine con una historia que tiene esencialmente carácter teatral. ‘Las furias, filme de inauguración de la 61ª edición de la Semana de Cine de Valladolid.

La familia a examen

Crítica de Las Furias

Marga está a punto de cumplir setenta años, trabaja como psicóloga y está saliendo con una mujer mucho más joven que ella. Decidida a salir del armario delante de sus hijos, anuncia en su lugar que quiere vender la residencia familiar de verano y así emprender un viaje por todo el mundo. Esto provoca que el hijo mediano, Héctor, anuncie que quiere casarse en la casa antes de venderla, porque es un lugar donde hay muchos recuerdos de infancia y juventud. Esto provocará que toda la familia vuelve a reencontrase, provocando momentos de verdadera angustia.

Del Arco saca su experiencia en el teatro para traer un drama familiar que llega a su clímax máximo justo cuando el director y también guionista encierra a sus personajes en esa casa de verano decadente y que sirve de metáfora al mostrar un escenario que sirve para que el público sienta lo que en verdad padece este clan. Una familia entera absorbida por la imagen del padre, encarnado por José Sacristán, que ahora ve atónito cómo es un rey destronado a causa del Alzheimer.

La pesadumbre del peso de los progenitores

Escena dramática en 'Las furias'

Pero la influencia del padre sigue muy presente en la exesposa y sus hijos. La primera no tiene el valor de hacer frente a sus sentimientos, los otros tienen fantasmas interiores que les reconcomen por dentro, que muestra una pesadumbre que ha sido transmitida a sus descendientes, en esa fase se ve a la única nieta de los Ponte Alegre, valga la ironía, la joven María, que carga con una culpa familiar de difícil descripción.

Con lo cual, Las furias’ se convierte en un grito ahogado de la mala herencia de la familia y cómo las relaciones tóxicas pueden emponzoñar no sólo la vida de los hijos, sino también la de los nietos. Una cuadro familiar que viene magníficamente interpretado. Mercedes Sampietro convertida una matriarca improvisada que necesita deshacerse de la cadena familiar. La intérprete da ese toque materno con claroscuros y humano, propio del cine de Icíar Bollaín o del Almodóvar más dramático. Junto con Sampietro, otra actriz que destaca es la gran Carmen Machi, en una vena dramática que pide ser más vista en el cine. Cierto es que Bárbara Lennie, Pere Arquillué, Gonzalo de Castro y Emma Suárez cumplen, pero son Sampietro y Machi las que deslumbran.

Magnífico debut de Miguel del Arco

Excelente reparto en Las Furias

Junto con la ira del mar, ‘Las furias’ es un trabajo ideal como ópera prima, recuerda a otro gran drama familiar teatral que se convirtió en película, ‘Agosto, de Tracy Letts y que en España interpretaron la fallecida Amparó Baró y Carmen Machi, demostrando que la actriz de ‘Aída’ tiene componente dramático que, aunque se repita, debe verse mucho más en cine, aunque siempre sea un gusto verle interpretar comedia.

Miguel del Arco muestra que su esencia teatral debe mantenerse y trasladarse de esta forma al cine, con drama intimista que muestra el lado más profundo y emocional de la persona y las consecuencias de una familia que no se elige. Maravillosa.

Tráiler de Las furias


Valoración de 'Las furias'
  • Dirección
  • Interpretaciones
  • Guión

Resumen

Profunda reflexión sobre las toxicidades de una familia. Un interesante e íntimo retrato de las consecuencias de los actores de los padres. Miguel del Arco debuta como realizador por la puerta grande.

3.5 / 5
Cinéfilos 0 (0 votos)
Sending

Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Las furias
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Las furias”
Deja tu comentario