-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Amable, cuqui y muy ligera.La llamada‘ pretende ofrecer una propuesta cómica y con cierto toque espiritual y lo logra. Gustará mucho a las nuevas generaciones de jóvenes adultos, ya que va dirigida expresamente a ellos.

Dios canta como Whitney Houston

Crítica de La Llamada

Tras arrasar en la escena teatral madrileña, llega a la gran pantalla la adaptación cinematográfica de ‘La llamada’, obra creada y dirigida por Javier Ambrossi y Javier Calvo que se ponen también detrás de las cámaras para realizar esta película que recupera al elenco original de la obra, con Macarena García y Anna Castillo como principales protagonistas.

Segovia, en La Brújula, un campamento cristiano llevado por monjas en medio del bosque, María y Susana son dos adolescentes de 17 años que están muy aburridas del campamento, ya que van desde niñas. Por las noches, las dos se escapan a la ciudad para bailar reggaetón y electro-latino, ya que sueñan con formar el dúo Suma Latina. Todo cambiará cuando una noche, a María se le aparezca Dios. Sin embargo, Dios no es como todo el mundo pensaba. Sí, viste de blanco, pero no tiene coro de ángeles cantando a Händel, sino que el propio Dios canta las canciones de Whitney Houston.

Una propuesta divertida, ligera y amable

Si algo desprende ‘La llamada’ es pasión y mucho sentimiento de sus autores. Desde los créditos se percibe que se trata de un proyecto personal. No es de extrañar, puesto que la carrera del musical ha sido semejante al de una hormiguita que recoge comida para el invierno. El resultado es positivo pero, ciertamente, le falta esa chispa original que tenía en el teatro. Quizás porque, desde el primer momento, se percibe su esencia teatral. Eso no es malo, filmes como ‘El nombre’, ‘Un dios salvaje’ o ‘La Venus de las pieles’ se han defendido muy bien con muy pocos personajes.

Belén Cuesta y Anna Castillo en 'La llamada'

Sin embargo, su esencia teatral lastra un poco el filme, se echa en falta a los músicos de la obra original, puesto que intenta romper con ese ambiente añadiendo escenas que no aportan mucho a la trama. Es más, el filme, al ser un proyecto tan personal, hubiera ganado mucho con mayor intimismo. Sin embargo, también es cierto que Ambrossi y Calvo no pretenden crear algo “épico y trascendente”, sino una propuesta divertida, ligera y algo refrescante. Esa honestidad es la que hace a la cinta buena, además de su cuarteto de actrices.

Macarena García y Anna Castillo retoman sus personajes y aciertan al mostrar el descubrimiento de una religiosidad diferente, en el caso de una, y unos deseos y sentimientos amorosos distintos, en el caso de la otra. Cierto es, que ambas son el reflejo de una generación, en sí, poco reflexiva y espiritual. Y ahí, justamente, Ambrossi y Calvo, que también firman el guion, atinan de lleno. No pretenden crear escuela, simplemente enseñar una manera de vivir con más trasfondo y, siempre, desde la entera libre elección de sus protagonistas. También en ese punto reside su fuerte, el filme respeta el punto de vista de cada uno de los personajes, llamando a la conciliación. De ahí, que el personaje de María sea una especie de versión glam, alegre y cómica de la clásica ‘Marcelino pan y vino’.

Su honestidad y sus cuatro actrices son sus principales virtudes

Macarena García y Gracia Olayo en 'La llamada'

Al lado de García y Castillo están dos actrices que deslumbran y que son, realmente, las que dan sabor al filme. Se nota a leguas que el personaje de Belén Cuesta fue creado expresamente para ella. La actriz muestra las dudas de su personaje, una monja que hizo sus votos demasiado temprano, y también transmite el miedo a ser ella misma; dan ganas de conocer más la vida de Milagros. A su lado, sor Bernarda, defendida muy bien por Gracia Olayo. Un personaje de aspecto duro, pero que representa muy bien esa espiritualidad inclusiva que se va abriendo paso entre la Iglesia Católica.

La llamada’ peca de ser demasiado ligera y, al querer evitar ofender a alguien, no quiera ir más allá de lo que se ve en la pantalla (¿No tiene familia María, nadie la reclama? ¿Cómo es posible que Milagros haya sido fan en su adolescencia de Presuntos Implicados cuando Belén Cuesta es aún muy joven? ¿Qué quiere, realmente, Dios apareciéndose a María?). Sin embargo, pese a que el resultado final no es tan perfecto, tiene mucho más sentimiento y pasión que la académica ‘La ciudad de las estrellas: La La La Land’. Quizás porque, precisamente, no desea ser “memorable y épica”, lo que hace de ella, justamente, ser merecedora de verse en cines.

Tráiler de ‘La llamada

Valoración de La llamada
  • Dirección
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Música
  • Montaje

Resumen

Una versión amable, ligera y millennial de los inicios de Pedro Almodóvar. 'La llamada' está hecha para divertir y entretener. Gustará, sobre todo, al espectador adulto joven.

3.5 / 5
Cinéfilos 5 (2 votos)
Sending
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios
No hay comentarios para la entrada “Crítica de La llamada”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Star Wars VIII: Los últimos Jedi (2017)
      15 Dic. 2017
    • Jumanji: Bienvenidos a la jungla (2017)
      22 Dic. 2017
    • Ferdinand (2017)
      22 Dic. 2017
    • Wonder Wheel (2017)
      22 Dic. 2017
    • Una vida a lo grande (2017)
      22 Dic. 2017