-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Una propuesta arriesgada que hace que se vuelva a confiar en la original creativa proveniente de Hollywood. Es color, música, alegría, tristeza, pasión, sueños y realidad. Todo ello engloba en una deliciosa y amable propuesta que es tanto un homenaje al musical clásico de la era de Fred Astaire y Ginger Rogers como una fábula sobre la dificultad de realizar los sueños. Emma Stone está fabulosa.

La la land, un canto de amor a los musicales de antaño

Crítica de La ciudad de las estrellas (La La Land)

Ya lo dijo Antonio Machado: “Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar”. Para su tercer largometraje, Damien Chazelle ha querido arriesgar y apostar por algo completamente nuevo, algo que sólo por el hecho de lograrlo merece un aplauso. La ciudad de las estrellas (La La Land)’, premio a la mejor actriz en el 73º Festival de Venecia, donde encandiló a la crítica. Además de lograr siete Globos de Oro, logrando romper récords con en estos premios y obtener 11 nominaciones a los BAFTA. Pero no sólo eso, es la clara favorita en la 89ª edición de los Premios Oscar.

Los Ángeles es la ciudad donde todo puede suceder. En medio del barullo, de atascos y horas punta hay sueños, oportunidades, esfuerzos, anhelos. Entre todo ello está Mia, una joven aspirante a actriz que trabaja a media jornada como camarera mientras acude a castings buscando esa oportunidad de conquistar Hollywood; también está Sebastian, un pianista que sueña con tener su propio club de jazz con el que encandilar a los asistentes a base de música de saxofón, piano y trompeta. Por azares del destino, ambos se encuentran, se enamoran y desenamoran en una ciudad donde todo es posible, la ciudad de las estrellas.

Damien Chazelle firma una película original y atrevida

Atardecer en 'La ciudad de las estrellas (La La Land)'

La verdad es que, siendo malos con la cinta, lo cierto es que Chazelle no propone algo novedoso en cuestión de estilo y narrativa. Es más, el filme, retitulado en España acertadamente como ‘La ciudad de las estrellas’, es en su primer acto un completo homenaje al género musical tanto del Hollywood clásico como del cine europeo de época. Su escena inicial es una referencia clara a la película ‘Las señoritas de Rochefort’, dirigida en 1967 por Jacques Demy y que protagonizaron Catherine Deneuve y François Dorléac. Chazelle hace un canto de amor al género también con guiños a ‘Corazonada’ de Francis Ford Coppola y ‘Melodías de Broadway’ de Vicente Minnelli. Son claras las referencias a Fred Astaire, Ginger Rogers y Gene Kelly.

Tras un primer acto donde todo es música, homenajes y declaraciones de amor a los sueños, la música, el jazz, el cine, a Hollywood en sí; que hace que se venga a la mente ‘The Artist’, la cinta se aleja de los colores y la alegría para mostrar su rostro más melancólico, aquel que devuelve a la realidad a aquellos que sueñan con triunfar. Chazelle evita mostrarse gris o cínico cuando los protagonistas se enfrentan a la realidad, en lugar de ello ofrece cierta luz de esperanza mostrando que los objetivos que uno se marca varían a lo largo de la vida, mientras uno se cumplen, otros no y se desechan o se vuelve a empezar. De esta manera, el realizador ofrece esperanza y ánimos ante una realidad voraz.

Emma Stone deslumbra llevan al público a la ciudad de las estrellas

Escena musical de 'La ciudad de las estrellas (La La Land)'

En ese sentido, destaca especialmente el papel de Emma Stone, auténtica protagonista casi absoluta de la trama, siendo ella el elemento principal de una película que, sin ella, carecería de sentido. La actriz transmite todas las sensaciones posibles, siendo el momento del teatro la imagen catártica y punto de inflexión de la cinta. De hecho, ‘La ciudad de las estrellas’ crea un auténtico círculo, tal como las cuatro estaciones protagonistas, entre los que se aprecian las diferentes etapas de madurez de esta nueva generación de adultos jóvenes. A su lado está Ryan Gosling, solvente en un papel más amargo aunque también lleno de luz.

Con una banda sonora exquisita, ya inmortal, Damien Chazelle crea el milagro de ofrecer una propuesta completamente nueva, diferente y arriesgada. Cierto es que ‘Whiplash’ fue mucho más atrevida que ‘La La Land’. No obstante, el sólo hecho que este musical completamente original se ha realizado para el cine, algo que no se veía en Hollywood desde los años 40 al ser la mayoría adaptaciones de musicales de Broadway, sea todo un éxito de taquilla y la clara favorita a los Oscar hacen creer que la esperanza aún existe y que es posible arriesgar y apostar por algo comercialmente innovador y alejado de lo convencionalmente visto. Hollywood cierra el telón y con él la confirmación de uno de los directores más interesantes del panorama actual estadounidense.

Tráiler en español de La ciudad de las estrellas (La La Land)

Crítica de La ciudad de las estrellas (La La Land)
  • Dirección
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Música

Resumen

Un homenaje al musical clásico, a Fred Astaire, Ginger Rogers y Gene Kelly. Chazelle firma una película original, como si de jazz improvisado se tratase. Ryan Gosling está genial pero Emma Stone es la que, de verdad, deslumbra.

4 / 5
Cinéfilos 5 (2 votos)
Sending

Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de La ciudad de las estrellas (La La Land)
No hay comentarios para la entrada “Crítica de La ciudad de las estrellas (La La Land)”
    Deja tu comentario





    Grandes estrenos

    • La momia (2017)
      9 Junio 2017
    • Baywatch: Los vigilantes de la playa
      16 Junio 2017
    • Señor, dame paciencia (2017)
      16 Junio 2017
    • Wonder Woman (2017)
      23 Junio 2017