-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Tras estrenarse ‘Misericordia’ hace un mes, llega su secuela, ‘Profanación’. La saga sobre los casos del Departamento Q de Copenhague del aclamado escritor del género Jussi Adler-Olsen sigue dando éxitos, ahora se encuentran rodando la tercera parte que no llegará con retraso a salas españolas.

Gracias al éxito del primer caso, el Departamento Q tiene un reconocimiento inusual por parte de la policía. Sin embargo, tras ese primer suceso, no hay ningún crimen del pasado que los inspectores Mørck y Assad tengan ahora resolviendo. Con lo cual, el prestigio adquirido del primer caso va diluyéndose al igual que las secretarias que tiene el departamento, que ninguna aguanta el carácter imposible de Mørck. Tras una fiesta del trabajo, el inspector se topa con un antiguo policía que le suplica que inicie una investigación sobre el asesinato de sus dos hijos en los años 90, ya que el verdadero culpable pagó a otro para cargar con la culpa. Esto hará que el Departamento Q se reactive.

Crítica de Profanación

‘Misericordia’ era una cinta de presentación y muy procedimental. Los personajes eran introducidos al espectador y la forma en que se desarrollaba la trama no era muy diferente a otras producciones del género como la serie sueca ‘El puente’. Sin embargo, ‘Profanación’ ya no necesita esa presentación, quien haya visto la primera parte reconocerá a los protagonista y quien no le restará importancia puesto que el caso, a diferencia del primero, resulta más perturbador.

Esta producción guarda una crítica social no vista en su predecesora. Una denuncia sobre los excesos de una élite social. Los hijos de los personajes más importantes de la sociedad danesa son enviados a un colegio donde, precisamente, se muestran los excesos y la soberbia con la que se crían esos hijos de los privilegiados. Y, pese a cometer un crimen atroz, pueden evadir responsabilidades con su dinero, con su posición. Sin embargo, la cinta quiere demostrar que, gracias al estoicismo de los agentes Mørck y Assad, es posible hacer algo de justicia.

Crítica de Profanación

La dirección y el guión siguen corriendo a cargo de Mikkel Nørgaard y Nikolaj Arcel. Aunque esta vez ahondan más en sus personajes como en lo perturbador del caso. El inspector Mørck demuestra un carácter peligroso, corrosivo. Tiene todos los elementos típicos del detective de los libros policíacos pero, esta vez, los aspectos negativos los tiene aumentados al cuadrado. Excelente descenso a los infiernos de Nikolaj Lie Kaas. A su lado, su máximo y único apoyo, Assad, encarnado por Fares Fares. Un compañero, una amistad que será la muleta de Mørck.

Gracias a una mayor profundidad de los personajes, como también a una turbiedad espeluznante en el caso que los protagonistas llevan, ‘Profanación’ resulta una experiencia más emocionante e interesante que su predecesora. Una saga que continúa de manera ascendente. Afortunadamente, hay más vida tras la saga ‘Millennium’.

Puntuación Final:
3.5 / 5 Valoración de Profanación 3.5 sobre 5
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Profanación (Los casos del Departamento Q)
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Profanación (Los casos del Departamento Q)”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017)
      11 Agosto 2017
    • Emoji: La película (2017)
      11 Agosto 2017
    • La Torre Oscura (The Dark Tower) (2017)
      18 Agosto 2017
    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017