-


Crítica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Existen comedias de risas, de carcajadas, hilarantes, absurdas y satíricas, entre otras. También existen algunas que se quedan a mitad de camino en todo, y que tan sólo se valen de pequeños momentos meramente jugosos. ‘Dale Duro (Get Hard)’, de Etan Cohen, lamentablemente se encuentra dentro de este último grupo, al perder la posibilidad de exprimir por completo las situaciones incluso contando con Will Ferrell, quien acaba resultando lo más destacable del film, gracias a su capacidad intacta para crear diferentes muecas y expresiones graciosas.

Crítica de Dale duro (Get hard)

Adam McKay se halla entre los responsables del guión de la película, y aunque el modo de plasmar los acontecimientos en la pantalla guarde similitud con las cintas que el propio McKay supo dirigir, a ‘Dale duro’ le falta fibra y entusiasmo para enlazar al público. El realizador logró sacarnos unas cuantas risas con proyecciones tales como ‘Los otros dos (The Other Guys)’ y ‘Anchorman (primera y segunda parte)’ a través de un humor absurdo, ilógico pero a la vez desternillante y contagioso. Aquí, bajo la manga de Etan Cohen en la dirección, el film no consigue mantener la llama encendida con regularidad, y eso le juega irremediablemente en contra.

La historia se centra en James (Will Ferrell), un millonario que es condenado a prisión por fraudes que no ha cometido. Nuestro protagonista, tan distraído como inocente para sumergirse en ese mundo, contrata a Darnell (Kevin Hart), un sujeto que le lava el auto, creyendo que éste, por el solo hecho de ser negro pudo haber estado en prisión, motivo por el cual lo podría preparar a volverse más recio durante los días previos a que le toque ingresar a la cárcel.

A partir del punto de inflexión el espectador debe suponer que las cosas tendrían que ponerse más cómicas y alocadas. ¿Qué puede aprender sobre la reclusión un tipo con falta de tacto como James de un joven que en verdad jamás ha pisado esos lugares como Darnell? Chistes de tipo homofóbico y racistas (similares a los que se ven en secuencias entre el personaje de Ferrell y el de Meagan Good en ‘Anchorman 2’) sobran y se repiten en ‘Get Hard’. Algunos de ellos cosechan risas por la impronta de Ferrell, mientras que otros se pierden en el silencio que se genera en los espectadores.

Will Ferrell en Dale duro (Get Hard)
La buena química entre Will Ferrell y Kevin Hart permite que la obra adquiera unos puntos extra. Lo mismo ocurre cuando Cohen fusiona algunas secuencias descabelladas con un soundtrack enérgico que engancha. ‘Dale duro (Get Hard)’ no es una mala película, pero lamentablemente termina percibiéndose menormente lograda y mucho menos embarazosa de lo que podría haber sido. Resulta más floja que las proyecciones precedentes protagonizadas por nuestro intérprete central, en las que los gags conseguían sacar una mayor cantidad de carcajadas.

Puntuación Final:
2.5 / 5 Valoración de Dale Duro (Get Hard) 2.5 sobre 5
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Crítica de Dale duro (Get hard)
No hay comentarios para la entrada “Crítica de Dale duro (Get hard)”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017)
      11 Agosto 2017
    • Emoji: La película (2017)
      11 Agosto 2017
    • La Torre Oscura (The Dark Tower) (2017)
      18 Agosto 2017
    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017