Análisis The Walking Dead Temporada 5 capítulo 3 “Four Walls and a Roof”

Publicado el 27.10.2014 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Bajo los sórdidos lamentos de los muertos vivientes os traemos el análisis de The Walking Dead Temporada 5 capítulo 3 “Four Walls and a Roof”, ¿cambiamos el apocalipsis zombi por el apocalipsis canibal?

Análisis The Walking Dead Temporada 5 capítulo 3 “Four Walls and a Roof”

No cabe duda de estar ante uno de los comienzos más implacables en la historia de The Walking Dead, con el brutal Episodio 1 de la Temporada 5 de TWD “No Sanctuary“, y el tenebroso Episodio 5×02 “Strangers“. Pero ésto no ha hecho más que empezar, y si creíais que tras las altas cargas de intensidad y tensión no tardaríamos en recibir un descanso estáis muy equivocados. Entramos de lleno en uno de los acontecimientos más perturbadores jamás vistos en “Los Muertos Vivientes“. Si nuestra aventura comenzó con el temor absoluto hacia los caminantes, para pasar luego a los humanos encabezados por El Gobernador (David Morrissey), ahora Rick Grimes (Andrew Lincoln) y compañía se enfrentan a una nueva y oscura amenaza, Los Cazadores, un grupo de caníbales liderados por Gareth (Andrew J. West), que se han servido su primer aperitivo en la forma de la pierna de Bob Stookey  (Larry Gilliard Jr.). A este horrendo hecho, se le suma la presencia de un nuevo y misterioso personaje, el Padre Gabriel (Seth Gillian), quien parece ocultar un escalofriante pasado. Y por si no fuera suficiente, un nuevo misterio que promete ofrecernos momentos desgarradores se abre en el horizonte, con la aparición de un vehículo con una cruz blanca en su parte posterior al igual que el que secuestró a Beth (Emily Kinney), y el cual es perseguido en estos momentos por Daryl Dixon (Norman Reedus) y Carol Peletier (Melissa McBride).

Comenzamos “Cuatro Paredes y un Techo” tal y donde lo habíamos dejado en el episodio anterior, con Gareth explicando a Bob el porqué de las actuaciones caníbales de los Cazadores. En esta conversación, el líder de los Termitas también aclara el significado de las misteriosas marcas que habíamos visto en estos primeros capítulos en algunos árboles a lo largo del bosque. Dichas señales servían a los miembros de la Terminal para recordar el camino de ida y vuelta a su nuevo refugio, un extraño lugar en el que sus ventanas se agolpan decenas de hambrientos caminantes. Gareth también habla de sus preferencias por la carne de mujer, por su mayor contenido de grasa, y sueña con atrapar a Carol y convertirla en parte de su menú tras haber dado muerte a su madre Mary. Una vez finalizado el alegato del nuevo villano de The Walking Dead, Bob que inicialmente parecía rendido entre sollozos comenzará a reír de forma tan sonora que los Termitas pensarán en un principio que se encuentra en un estado transitorio de locura. Nada más lejos de la realidad, ya que Bob bajará parte de su camisa para mostrarles que tiene una mordedura de zombi en el hombro, por lo que la carne que los caníbales saboreaban se encontraba contaminada. Ante el temor y el pánico causado a los Cazadores, Gareth pateará a Bob en la cabeza para hacerle callar.

Tras los créditos iniciales de The Walking Dead, veremos a Sasha (Sonequa Martin-Green) caminar en la oscuridad del bosque a la búsqueda de Bob. Tras parecer ver a una persona que huirá entre las sombras, la superviviente se encontrará frente a frente con una pareja de caminantes. Por suerte, Tyreese (Chad L. Coleman) y Rick aparecerán de la nada para prestarle la ayuda necesaria y aniquilar de un plumazo la amenaza zombi. De inmediato, el trío protagonista se dirigirá de vuelta a la iglesia con la intención de interrogar al Padre Gabriel. Sasha le amenazará a golpe de cuchillo, acusándo al predicador de estar conectado con los miembros de la Terminal. A posteriori, será Rick quien con toda la furia que le caracteriza en estos últimos episodios, exigirá a Gabriel que cuente la verdad sobre su pasado y el porqué de su extraña reacción al encontrarse cara a cara con algunos de los caminantes en la recolecta de suministros.

walking dead four walls 4

Gabriel romperá su barrera de protección y se sincerará con el grupo de supervivientes. Cuando el apocalipsis zombi dio inicio, los miembros de su congregación buscaron refugio en la iglesia de Gabriel, donde habían llevado sus ruegos y súplicas durante años. Sorprendentemente, y en un acto de vil cobardía, Gabriel no permitió la entrada al recinto, y sus anteriores miembros se verían abocados a una muerte segura a manos de los hambrientos zombis. Entre gritos y lamentos, y maldiciendo al cura traidor, aquellas personas sin refugio dejaron de existir en cuestión de minutos. El Padre Gabriel se desvanecerá en el suelo convertido en un torrente de lágrimas y arrepentimiento. Pero esto es The Walking Dead, y los momentos para conversar y redimirse son siempre limitados, por lo que un ruido alertará a los miembros presentes de la iglesia, en especial a Glenn Rhee (Steven Yeun), y una vez en el exterior se llevarán la desagradable sorpresa de encontrar tendido a Bob con su pierna cortada.

Una vez de vuelta en el interior de la iglesia y ante la atenta mirada llena de dolor de Sasha, Bob desvelará a los supervivientes lo acontecido junto al grupo liderado por Gareth y sus intenciones caníbales. Rosita (Christian Serratos) se ofrecerá a ayudar a Bob con unas pastillas que mitiguen el dolor, pero éste se negará a recibirlas, mostrando a todos la fatal herida zombi en su hombro y que le llevará irremediablemente a convertirse en un zombi si no encuentra antes la muerte. La emotividad presidirá esta escena, que comenzará a ponernos el corazón en un puño aunque el drama mayor aún está por venir. Gabriel ofrecerá al herido el sofá de su oficina, y Sasha, quien antes se había enfrentado con el predicador se lo agradecerá.

A continuación vemos uno de los esperados enfrentamientos de la Temporada 5 de The Walking Dead, entre dos de los grandes machos alfa de la serie, Rick y Abraham (Michael Cudlitz). Abraham arengará a todos para que marchen de inmediato hacia la misión a Washington D.C. justificando que los últimos hechos acontecidos con los miembros de la Terminal amenazan la integridad de Eugene (Josh McDermitt). Rick se encarará con él, negándose a marchar sin la presencia de Daryl y Carol, los cuales asegura que volverán a reunirse con ellos. La conversación y la tensión crece por momentos en lo que parece un acuerdo imposible. Tara (Alanna Masterson) se ofrece voluntaria para acompañar a Eugene, Abraham y Rosita una vez acaben con la amenaza de los Termitas, pero Abraham exigirá también la presencia en su grupo de Glenn y Maggie Greene (Laureh Cohan). Rick se niega a ello, y es más, amenaza a Abraham en el caso de que decida llevarse el autobús de la iglesia. Cuando el enfrentamiento parece llevar a un climax entre ambos líderes de sus respectivos grupos, con desastrosas consecuencias, Glenn acepta las exigencias de Abraham, y asegura que le acompañará si le ayuda a la defensa de sus amigos. Abraham acepta, pero sólo durante doce horas.

walking dead four walls 7

Posteriormente volveremos a la parte dramática del Episodio 3 de la Temporada 5 de The Walking Dead “Four Walls and a Roof”, con un agonizante Bob al abrigo y amparo de Sasha. La superviviente le recriminará el no haberle desvelado la mordedura zombi cuando ésta se produjo, pero Bob asegurará que era tan feliz hasta ese momento junto a ella que no quería que nada cambiara hasta que su muerte llegara. Nuevo momento emocional de alta intensidad gracias a una actuación enorme de Larry Gilliard Jr. Tyreese hablará con su hermana, aconsejándola que encuentre el perdón que él mismo tuvo que encontrar tras la muerte de su novia Karen. Sasha se negará de forma rotunda, y querrá acompañar en la misión de venganza contra Gareth y compañía a Rick, por lo que dejará el cuchillo en manos de Tyreese para que sea él quien de muerte a Bob antes de que se transforme en un zombi.

Rick, acompañado de Michonne (Danai Gurira), Abraham, Glenn, Maggie, Sasha y Tara, comenzará la travesía nocturna al amparo de la noche hasta llegar a la escuela infantil donde supuestamente se encuentran escondidos los Termitas encabezados por Gareth. Pero no todo iba a ser tan fácil, una vez que nuestro grupo de supervivientes se pierda en la oscuridad, veremos aparecer a los miembros de la Terminal de entre las sombras. Todo era una trampa, y ahora los Cazadores intentarán tomar el control de la iglesia y de sus residentes ante el reducido número de sus miembros y de su armamento. El destino pinta muy mal para Carl (Chandler Riggs), Rosita, Tyreese,Gabriel, Eugene, Bob, y la bebé Judith. Una vez dentro de la iglesia, Gareth amenazará a los supervivientes allí presentes para que salgan de su escondite si no quieren convertirse en presa de sus balas. Los Termitas muestran, pese a todo, que no son un grupo lo suficientemente organizado y preparado para esta tarea, aunque los llantos de la bebé Judith se lo ponen fácil a la hora de localizar a Gabriel y compañía.

Gareth, acompañado de Termitas como Martin (aquel que Tyreese finalmente no mató), se encuentra a punto de entrar en la habitación de la iglesia donde se encuentran escondidos los supervivientes, pero dos certeros disparos que acabarán de inmediato con la vida de dos de los miembros armados de la Terminal, darán la bienvenida entre las sombras a Rick y su grupo. Gareth intentará amenazar al sheriff pero antes de que siquiera pueda terminar su frase, un nuevo disparo dejará su mano mutilada y con varios dedos hechos añicos. La venganza de Rick se antoja terrible. Los Termitas se encuentran rodeados, arrodillados y desarmados, y su líder Gareth se justificará aludiendo que son buenas personas, pero que las consecuencias del apocalipsis zombi y el hambre hizo de su transformación una necesidad. Pero como suponíamos, ya es tarde para que Rick entre en razón o pueda creer a aquella persona que estuvo muy cerca de matar a él, a su hijo y a toda su familia (tal y como llama ahora a los miembros de su grupo). Tal como prometió Rick a Gareth en el Episodio 1 de la Temporada 5 de The Walking Dead “No Sanctuary“, era poseedor de un machete con una empuñadura roja, y esa era el arma con la que acabaría con su vida.

walking dead four walls

En una nueva escena de salvajismo absoluto, en la que no vemos mucho pero donde es muy fácil asumir las consecuencias que están teniendo lugar, a golpe de certeros machetes Rick destroza el cuerpo de Gareth, Abraham y Michonne (que encontrará su añorada katana en una Termita) hacen lo mismo con su armas aplastando, literalmente, a los últimos miembros que quedaban con vida de la Terminal. Las caras de supervivientes como Maggie, Glenn, Tyreese o Tara, hacen presagiar que no ven con buenos ojos la transformación en bestias salvajes de algunos de los miembros de su grupo, sobre todo de Rick. Gabriel saldrá de su escondite y clamará a Maggie y Glenn que se encuentran en la casa del señor, a lo que la hija de Hershel (Scott Wilson) responderá con un “no, son sólo cuatro paredes y un techo”.

Tras la tempestad llega la calma, pero una calma triste, llena de dolor, agonía y sobrecogimiento. Vemos a Bob tendido en el sofá, en sus últimos momentos con vida pero con la fuerza necesaria como para recibir el apoyo de todos los supervivientes. Bob pide hablar a solas con Rick, al que le pide que tenga esperanza de que algún día la pesadilla acabará, y aconsejándole que mire a la bebé Judith para que sepa que hay lugar para un mundo mejor. Bob se despedirá para siempre de Rick con unas emotivas palabras que nos recordarán a los sabios consejos del bueno de Hershel, “no deberían acabar con quien eres.” A partir de ahora la emoción se sentirá a flor de piel, cuando Sasha se despida personalmente del moribundo superviviente que la mira con una sonrisa. Ella le preguntará por qué sonríe, y Bob le declarará haberla visto devolverle esa sonrisa en un sueño. Aquí se acaba la historia de Bob, ya que quedará dormido para siempre hasta que Tyreese le de el golpe de gracia necesario para no transformarse en un muerto viviente.

Nos dirigimos ya a la parte final del Episodio 5×03 de The Walking Dead “Four Walls and a Roof”, con Abraham, Eugene, Rosita, Tara, Maggie y Glenn despidiéndose de Rick y compañía a bordo del autobús de iglesia que esperan les dirija hasta Washington. Rick se compromete a seguir ese camino en un futuro, y Abraham le dará un mapa con los pasos a seguir. El sheriff ojeará el mapa y en él veremos escrito “Me he comportado como un capullo, ven a Washington. El nuevo mundo necesitará a Rick Grimes.” El punto final a “Cuatro Paredes y un Muro” lo pondrá una inquietante y misteriosa secuencia. Michonne será acompañada de Gabriel en plena noche sentados en el porche de la iglesia. Un extraño ruido de movimientos de ramas en el bosque alertará a la “samurai”, que a paso lento pero firme se acercará a investigar. De la maleza saldrá Daryl, lo que aliviará a Michonne, pero la cara del héroe de la ballesta no augura buenas noticias. Michonne le preguntará por el paradero de Carol, y Daryl responderá mirando al bosque y llamando a alguien que se encuentra en su interior, pero el capítulo llegará a su fin sin que sepamos de quien se trataba. ¿Carol? ¿Beth? ¿Alguien desconocido?

CONCLUSIÓN

Tres de tres, otro espectacular capítulo de la Temporada 5 de The Walking Dead, con dramatismo, intensidad, acción, escenas de impacto y nuevas puertas abiertas al misterio. Esta nueva hornada de episodios se comienzan a distinguir por la múltiple cantidad de historias que se nos cuentan en todos ellos, destacando en el Capítulo 3 de la Temporada 5 de The Walking Dead la agónica muerte de Bob; el punto y final a la Terminal, Gareth y todos sus miembros; el pasado oculto de Padre Gabriel; y la incógnita del paradero de Carol Peletier que ahora se une al de Beth (Emily Kinney). Todos los puntos resueltos en “Four Walls and a Roof” han sido llevados a cabo con maestría y acierto. La muerte de Bob, no por inesperada, se convirtió en algo mucho más dramático y sentido de lo esperado. Como ya os comentamos a lo largo del análisis, la actuación de Larry Gilliard Jr. aquí es de primer nivel, consiguiendo la total empatía del espectador. Le echaremos de menos, como a todos los supervivientes que nos dejan, pero nos queda un regusto amargo por no haber indagado de forma más profunda en su personaje, que siempre ha ejercido un rol netamente secundario.

walking dead four walls 5

Por otro lado hemos disfrutado del fin y exterminio de los Termitas, ahora Cazadores caníbales, de forma tan salvaje como la acontecida en los cómics de Robert Kirkman. Despedazados y literalmente, aplastados, Gareth y su grupo ya forma parte de la historia de The Walking Dead. Un villano corto pero intenso, el líder de la Terminal ha convencido a todos en su papel, por lo que a muchos sorprenderá su temprana muerte. Pero la Temporada 5 de The Walking Dead, como ya nos prometieron desde su rodaje, se moverá por muchos frentes y localizaciones distintas. En el horizonte asoman ya múltiples historias que nos perturbarán y nos meterán el miedo en el cuerpo, por lo que no hay tiempo para el descanso. The Walking Dead ha llegado de forma más implacable que nunca y el verdadero horror de esta nueva serie de episodios va más allá de lo vivido en la Terminal.

Seguimos viendo a un Rick en estado de salvajismo extremo, y reconocemos que somos más fans de él que nunca, pero su actitud despiadada comienza a ser vista con malos ojos por muchos miembros de su grupo. ¿Está Rick muy lejos de lo que se habían convertido Gareth y los miembros de la Terminal? ¿No hubiera estado dispuesto Rick a dar muerte a Abraham para llevar a cabo sus intereses? Desde luego, este nuevo aspecto sin límites de Rick será una carta más que interesante a lo largo y ancho de la Temporada 5 de The Walking Dead, y promete derivar en situaciones y desenlaces tan heroicos como tenebrosos….Y como colofón, aparece un nuevo misterio sin resolver, la presencia de Daryl sin la compañía de Carol pero acompañado de una persona aún por determinar. No nos adentraremos más en ello porque no queremos desvelaros sorpresas ni anticipar acontecimientos, pero esto es The Walking Dead y los giros argumentales llegarán cuando menos os lo esperéis.

En definitiva, el episodio 3 de la Temporada 5 de The Walking Dead “Four Walls and a Roof” certifica que estamos ante la temporada más sombría, terrorífica, e implacable de todas las vividas hasta ahora en la historia de la serie. Preparaos para el Episodio 4, que significará el retorno de Beth y se desvelarán muchos de sus secretos. ¡Que siga el espectáculo!

VALORACIÓN FINAL: 9

walking dead four walls 6


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Análisis The Walking Dead Temporada 5 capítulo 3 “Four Walls and a Roof”
Hay 1 comentario para la entrada “Análisis The Walking Dead Temporada 5 capítulo 3 “Four Walls and a Roof””
  • Jennys dice:

    Muy buena crítica del capitulo con todos los detalles, soy fan de esta serie desde que salió…Esta 5ta temporada está de infarto, disfruté la escena de la ejecución de los canibales, estuvo espectacular…Lo único negativo que encontré es que el grupo se separe de nuevo, creo lo más acertado era que todos esperaran a Daryl y Carol para retomar el camino a Washington, esperando con ansias el próximo capítulo…
    Gracias por la crítica, desde ahora tienen otra seguidora…Saludos!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Resultado: +2 (+2 / -0)
Deja tu comentario





Grandes Estrenos

  • Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017)
    11 Agosto 2017
  • Emoji: La película (2017)
    11 Agosto 2017
  • La Torre Oscura (The Dark Tower) (2017)
    18 Agosto 2017
  • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
    25 Agosto 2017