Publicidad

The Walking Dead Temporada 4 capítulo 11 “Claimed” – Análisis

Publicado el 25.02.2014 por para Cines.com

Share on Facebook0Share on Google+8Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

Nuevo lunes, o lo que es lo mismo, nueva ración zombi de una de las series con más éxito de la historia de la televisión y en consecuencia, nuestro análisis de The Walking Dead Temporada 4 capítulo 11 “Claimed” (Me lo pido). Una vez más nos adentraremos en lo más profundo de todo lo que ha dado de sí este nuevo capítulo de “Los Muertos Vivientes”, con un amplio resumen detallando cada una de las escenas, y para que vuelvas a vivirlo desde nuestras letras y palabras, para posteriormente otorgarle nuestra valoración. En definitiva habrá muchos “spoilers“, por lo que si no has visto aún “Claimed” (Me lo pido), disfrútalo y luego vuelve a hacerlo con este especial.

The Walking Dead Temporada 4 capítulo 11 “Claimed” – Análisis

Tras empezar de forma tibia con el primer episodio de la segunda parte de la cuarta temporada de “The Walking Dead”, After (Después), la serie comenzó a ganar nuevos enteros y a recuperar parte del interés con los hechos acontecidos en el episodio 10 “Inmates” (Presos), gracias a la aparición en escena de nuevos e interesantes personajes en la forma del sargento Abraham Ford (Michael Cudlitz), Rosita Espinosa (Christian Serratos), y el Doctor Eugene Porter (Josh McDermitt). Un nuevo capítulo, un paso más hacia el final de la cuarta temporada de “The Walking Dead”, por lo que las sorpresas irán en aumento y los hechos inesperados comienzan a hacer aparición. Os detallamos el capítulo 11 de la cuarta temporada de The Walking Dead, “Claimed” (Me lo pido).

Empezamos este capítulo 11 tal y como dejamos el capítulo 10, con Abraham, Rosita, Eugene, Tara (Alanna Masterson) y Glenn (Steven Yeun), a bordo de la camioneta militar del sargento. Un grupo de zombis ocasiona que Abraham decida hacer una parada improvisada, evitando a su vez que Tara use armas de fuego para reducir al amenazante grupo de caminantes. El sargento ataviado simplemente con una palanca de acero, aplasta literalmente uno a uno a los zombis en la forma más sangrienta posible, y finalizando al último de ellos tras aplastarle la cabeza con la culata de una ametralladora. Tara le mirará asombrada, porque durante todo el tiempo que ha durado la acción, Abraham no ha perdido la sonrisa de su cara, a lo que él responde “soy muy afortunado”.

Tras esta poderosa escena, cambiaremos de tercio totalmente, y nos trasladaremos a la aparente tranquilidad de la casa que ahora habita el grupo formado por Rick (Andrew Lincoln), Carl (Chandler Riggs) y Michonne (Danai Gurira). La heroína y el chico desayunan tranquilamente unos cereales, y entablan una arbitraria conversación sobre la preferencia de ella por la leche de avena. Carl que afirma que dicho alimento no es de su agrado, menciona sin pensarlo a Judith, su pequeña hermana y que él piensa que murió en el asalto a la prisión a manos del Gobernador (David Morrissey), hecho que terminará con el chico abandonando la mesa repentinamente.

walking dead claimed 5

A posteriori, Michonne se dirigirá hacia Rick, para confirmarle que saldrá con Carl en busca de alimentos, no sin antes agradecerle el ex-sheriff el haber hecho reir en la conversación anterior a su hijo. Rick insistirá en acompañarles en su misiva, pero Michonne le convencerá para que no lo haga ya que su debilidad todavía está más que presente tras haber pasado el día anterior en un continuo desmayo. Antes de que la maestra de la Katana y el chico del sombrero salgan de su hogar temporal, Rick le dará a su hijo su revolver para que en caso de amenaza, cosa habitual en el universo The Walking Dead, pueda defenderse con garantías. Una vez emprendan su camino, se quedará dentro de la vivienda, reforzando como es habitual en él, la puerta con un gran sofá, subirá a una de las habitaciones y acompañado de un reloj para marcar la espera, matará el tiempo leyendo un libro.

Como curiosidad, veremos que tanto Rick como Michonne cambiarán sus vestimentas, con inmaculadas camisas blancas que parecen querer indicar que los peores momentos han pasado, que todo parece ir mucho mejor y que vuelve a haber lugar para el optimismo, nada más lejos de la realidad.

Ya os avisamos que este episodio 11 de la cuarta temporada de The Walking Dead, “Claimed” (Me lo pido), tarda mucho en arrancar, y contando la duración de 45 minutos aproximadamente de cada capítulo, no es buena señal. Lo siguiente que veremos es a Carl y Michonne iniciando su ruta por los alrededores en búsqueda de alimentos y por ende, cualquier cosa que pueda ayudarles en su supervivencia y para afrontar el día a día. El chico parece todavía afectado por la conversación anterior, y Michonne intenta animarle y hacerle reir, dando lugar a una divertida escena donde vemos a la dura protagonista en una faceta muy distinta a lo que habitualmente vemos de ella, llenándose completamente la boca con queso en spray. Pero ni esta peculiar escena parece conseguir animar a Carl, aunque luego él le responderá que le ha hecho gracia pero que se reía por dentro…

Una conversación al azar, hará que Michonne le de señales a Carl de su pasado, y en concreto de haber sido madre. Al chico le matará la curiosidad a partir de aquí, preguntándole absolutamente de todo a la protagonista, ¿Estás casada? ¿Tenías más hijos? A lo que ella le propone un juego, por cada habitación revisada, Carl podrá formularle una pregunta. Pero estas respuestas sobre el pasado de Michonne, de la que parece que conoceremos mucho más de ella a lo largo de esta cuarta temporada, tendrán que esperar un poco porque en la secuencia siguiente volveremos a dirigirnos a los quehaceres de Rick.

WALKING DEAD CLAIMED 2

Tras conseguir quedarse dormido, una perturbadora secuencia le hará levantarse y ponerse en alerta al instante, múltiples voces se escuchan en el interior de la casa, varios asaltantes han conseguido entrar y por lo que les escuchamos hablar, no son personas con las que se podrá tratar fácilmente. Rick verá como alguien pasará frente a su habitación, y con poco tiempo y opciones para huir, lo único que podrá hacer es esconderse bajo la cama. Aquí viviremos una de las escenas más tensas de todo lo que llevamos de la cuarta temporada de “The Walking Dead”, con uno de los asaltantes merodeando alrededor de la cama donde minutos antes dormía plácidamente Rick y donde ahora mismo se encuentra oculto y bañado en sudor.

Para mal de males, el asaltante no sólo no se irá, sino que se tumbará sobre la cama y decidirá echarse una buena cabezada, mostrando muy pocas intenciones de abandonar la casa en un corto espacio de tiempo. Con el estilo propio de la serie “The Walking Dead”, y los intercambios de escenas y protagonistas, cambiaremos de emplazamiento y volveremos con Michonne y Carl. Ahora si habrá respuestas, y conoceremos de boca de Michonne que tenía un hijo de tres años llamado André Anthony. Por suerte también tendremos algún retazo de tensión en esta parte de la historia del tercer capítulo de la segunda parte de la cuarta temporada de “The Walking Dead”, porque Michonne parecerá notar la presencia de algo o alguien en una de las habitaciones.

Con mucha cautela llegará al origen de los extraños sonidos, encontrándose con una habitación infantil que por lo que vemos de ella y sus gestos, le traerá recuerdos de aquellos buenos tiempos cuando el Apocalipsis Zombi era mera ciencia ficción. Pero una vez más, no todo será tan bonito como parece, ya que tras abrir una puerta de dicha habitación, se encontrará con una de las escenas más dantescas vistas hasta la fecha en “The Walking Dead”. Una familia al completo parece que dio allí por finalizadas sus vidas ante la amenaza de los caminantes, sin esperanza para vivir, dos adultos en una cama, dos niñas en otra y una joven en una silla con el cráneo perforado, se suicidaron y sus cuerpos absolutamente esqueletizados permanecían allí inmunes ya a los peligros de esta nueva era de terror para la humanidad. Carl encontrará a Michonne temblorosa por lo que ha visto, pero ella le dirá que sólo había un perro muerto. El chico, todavía con la conversación anterior en la cabeza, le dirá Michonne que quizás su hermana y André estén juntos en el cielo.

walking dead claimed 3

En la siguiente secuencia, de manera fugaz seguiremos con Rick, al que la suerte parece acompañarle cada vez menos. Uno de los asaltantes decidirá que también quiere dormir en la cama donde el sheriff se esconde, enfrentándose en una pelea dos de los inquilinos dando como lugar que uno caiga al suelo y vea a Rick, pero al ser ahogado por su compañero no le permitirá articular palabra y desvelar el secreto que habita la casa y que ellos no conocen.

Casi media hora después de haberse iniciado este episodio 4×11 de “The Walking Dead”, estaremos otra vez donde lo empezamos, con Tara y un adormilado Glenn a bordo de la camioneta de Abraham. Cuando el asiático se despierta y Tara le confirma que vio el autobús donde Glenn se escondió tras el asalto a la prisión, hace tres horas, el superviviente obligará al sargento a que pare la camioneta para irse y seguir su camino a la búsqueda de Maggie Greene (Lauren Cohan). Ésto dará lugar a una conversación entre Abraham y Glenn, ya que el sargento le pedirá que se quede con el grupo, porque se dirigen a Washington con un experto científico, Eugene Porter (Josh McDermitt), que tiene la clave para acabar con el virus letal zombi que ha asolado la humanidad. Al ver que no le convence con ese discurso, Abraham le dirá a Glenn que su novia/mujer ya habrá muerto y que la mejor forma de honrarla es buscar una cura global, el asiático enfurecido se girará y se enfrentará al sargento, dando lugar a una pelea física entre ambos.

En este momento un grupo de caminantes saldrá entre la maleza, y el único que los percibirá será el científico Eugene, que sin habilidades con las armas disparará con la ametralladora sin control. Finalmente entre todos conseguirán solventar la amenaza de los muertos vivientes, pero los disparos de Eugene han pulverizado el deposito de combustible de la camioneta y a partir de ahora tendrán que emprender camino a pie.

WALKING DEAD CLAIMED

Tras ésto, y volviendo al punto de interés real de este capítulo 11 “Claimed” (Me lo pido) de la cuarta temporada de The Walking Dead, que es Rick y la amenaza de los asaltantes, viviremos un nuevo momento de tensión cuando el protagonista, que ha conseguido salir de la habitación tras el profundo sueño de la persona que dormía sobre su cama, con la nueva mala suerte de entrar en un cuarto de baño para esconderse y estar ocupado por uno de los asaltantes. Comenzará un forcejeo entre ambos, ahogándole Rick para acabar con su vida y a su vez para que no pueda gritar. Este aparente infortunio para este gran protagonista de la serie no será tal, ya que le permitirá conseguir un arma y escapar de la casa.

Una vez fuera, Rick todavía tendrá que zafarse de uno de esos hombres frente a la puerta de la vivienda. La tensión se multiplicará cuando Michonne y Carl aparezcan a lo lejos sin conciencia alguna de que la casa ha sido invadida. Por fortuna, lo que parece un ataque zombi hará que la persona que amenazaba al grupo, entre de nuevo en busca de sus compañeros, lo que hará que Rick corra para ponerse a salvo él, su hijo y Michonne.

Finalizaremos el capítulo con un gran cartel que les indicará a estos tres supervivientes el lema de “Santuario: los que llegan sobreviven“. A partir de ahora ese parece que será el camino a seguir para Rick, Carl y Michonne.

CONCLUSIÓN

Las esperanzas eran altas con este capítulo 11 de la cuarta temporada de The Walking Dead, “Claimed” (Me lo pido), pero en general no ha cumplido con las expectativas. Los creadores de la serie vuelven a brindarnos con un capítulo que en lo general carece mucho de ritmo y cuyas escenas de tensión y acción parecen bastante forzadas para rellenar un episodio donde quieren contar muy poco en demasiado tiempo. A diferencia del capítulo 4×10 “Inmates” (Presos), donde una buena cantidad de supervivientes y protagonistas pasaron por escena, aquí tenemos en una gran parte a Michonne y Carl, con secuencias que realmente no cuentan nada nuevo sobre el pasado de la superviviente, porque ya vimos a su hijo en el episodio 4×9 “After” (Después). El asalto a la casa donde se encontraba Rick, es lo más destacable de este episodio 11, con grandes dosis de tensión, y bien llevada a cabo. Lamentablemente el final de esta situación se resuelve de forma muy forzada, y la vuelta a la casa del asaltante que se encontraba en la puerta, tras escuchar a caminantes, resulta demasiado simple.

the walking dead eugene

El grupo de Abraham, Rosita, Eugene, Tara y Glenn, sigue pareciendo que dará muchísimo juego en el devenir de la serie, pero pese a verlos en mayor medida en este capítulo 11 de The Walking Dead “Claimed”, nos sigue sabiendo a poco. Aunque la misteriosa figura del científico Eugene, parece esconder mucho más de lo que aparenta, y si las vistas estaban puestas en el sargento como principal baluarte del nuevo grupo de supervivientes, podría no ser así en la realidad. Esta episodio 4×11 de “The Walking Dead” no es un capítulo redondo, tampoco un mal capítulo, pero sin duda alguna podría haberse exprimido mucho más. Esperemos una subida de intensidad en lo que está por venir, ya que nos dirigimos al final de la cuarta temporada de “The Walking Dead” y deseamos que todo se recrudezca, que todo adquiera tintes más interesantes y que no se deje todo para sorprendernos en el clímax final. Desde ya, llega el momento de ir cargando pilas para la próxima semana, en la que nos espera The Walking Dead Temporada 4 capítulo 12 “Still”.

VALORACIÓN: 6.5


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de The Walking Dead Temporada 4 capítulo 11 “Claimed” – Análisis
No hay comentarios para la entrada “The Walking Dead Temporada 4 capítulo 11 “Claimed” – Análisis”
Deja tu comentario





Publicidad

Grandes estrenos

  • Rogue One. Una historia de Star Wars (2016)
    16 Diciembre 2016
  • Assassin’s Creed (2016)
    23 Diciembre 2016
  • Belleza oculta (2016)
    23 Diciembre 2016
  • ¡Canta! (2016)
    23 Diciembre 2016