Martin Freeman: No sólo de cine vive el Hobbit

Publicado el 18.12.2014 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

El nombre de Martin Freeman no era excesivamente conocido en el sector cinematográfico generalista y, tras el estreno de la trilogía de Peter Jackson de El Hobbit, curiosamente la situación no ha cambiado drásticamente.

Es posible que algunos lectores no sepan que este británico es quien está debajo de todo el maquillaje y vestuario responsable de crear a Bilbo Bolsón. Su interpretación de estilo inglés con cierta torpeza al hablar, humildad en cada gesto y respeto en su mirada es una constante que sí es fácilmente reconocible en éste y otros papeles que ha interpretado el Freeman.

Martin Freeman: No sólo de cine vive el Hobbit

Martin Freeman es uno de los pocos actores capaces de moverse sin problema alguno en los sectores de cine y de series de televisión, compaginando proyectos unos con otros y acoplándose a los requerimientos de cada situación, ya sea por un capítulo de componente dramático y thriller actual como Fargo o bien para una súper producción de dimensiones inabarcables como cualquier film de El Hobbit al que nos acerquemos.

Si nos centramos en el cine, Martin Freeman ha destacado inicialmente y como es lógico en el panorama británico, destacando la obra de culto para los fans más acérrimos de la ciencia ficción, La guía del autoestopista galáctico (2005), adaptación audiovisual de la novela homónima de Douglas Adams.

Bienvenidos al fin del mundo (The World´s End), última entrega de la trilogía Cornetto

Martin Freeman, un fijo en la Trilogía Cornetto

Si bien, su caché internacional se ha visto incrementado gracias a la colaboración continua en los proyectos del tándem Simon Pegg-Nick Frost, siempre bajo dirección de Edgar Wright. Hablamos de la mítica Trilogía Cornetto, formada por Zombies Party (2004), Arma Fatal (2007) o la más reciente Bienvenidos al fin del mundo (The World’s End) (2013). En esta última, gracias en parte al guión así como también a la creciente popularidad de Freeman, su papel es más destacable. En ella un grupo de amigos que perdió contacto con los años se vuelve a reunir para afrontar el exigente reto de completar una ruta de bares donde tomar una pinta en cada uno de ellos. Lo que desconocen es que la localidad donde nacieron ha sido invadida por alienígenas en una conspiración que podría terminar con el mundo tal y como lo conocemos.

A pesar del éxito de todos los proyectos cinematográficos en los que ha participado, que incluyen desde Ali G anda suelto (2002) hasta Love Actually (2012), Martin Freeman es conocido entre un gran número de espectadores por su participación en series de televisión como la mítica The Office de Ricky Gervais y Stephen Merchant, aunque el gran “boom” le llegará el pasado año 2010, cuando dio inicio el proyecto de Sherlock, una revisión del famoso detective británico de personalidad intratable, en la que Freeman interpreta a un veterano Dr. Watson, tan actualizado que escribe sus casos con su compañero de piso y profesión en un blog de Internet.

Martin Freeman, ¿el mejor Dr. Watson de la historia?

Martin Freeman en Sherlock

La serie se ha convertido en obra de culto de la televisión mundial por el tratamiento de los capítulos, de los personajes y de todo el proyecto en general. Cada episodio dura entre 1 y 2 horas, con un presupuesto millonario que asegura producciones casi a la altura de un proyecto cinematográfico para las mejores salas. Esta inversión exige que las temporadas (actualmente 3) consten tan sólo de tres episodios, siempre relacionados con las novelas de Arthur Conan Doyle, de cuyas historias se adaptan los argumentos a las necesidades de hoy en día.

En esta producción se hace acompañar de Benedict Cumberbatch como Sherlock Holmes, quien también compagina con gran maestría su paso por televisión y cine, gracias a sus recientes apariciones en Star Trek, The Imitating Game y, curiosamente, también en la trilogía de El Hobbit al prestar su voz a Smaug y al personaje de El Nigromante. En el futuro, además, será el famoso superhéroe Doctor Extraño.

Regresando a Freeman y sus proyectos televisivos, recomendamos a los lectores un visionado de prueba de su nueva serie, Fargo, adaptación y actualización de la película homónima de los hermanos Cohen, quienes también participan en este caso como productores. Martin Freeman interpreta a Lester Nygaard, un vendedor de seguros atemorizado por todos sus vecinos, desde su propia esposa hasta el matón de instituto que sigue acosándole por la calle. La llegada de un delincuente a la ciudad motivará en Nygaard el despertar de un sentimiento asesino que permanecía escondido en lo más profundo de su ser, lo que ocasionará una serie de sucesos imparables que afectarán a toda la vecindad.

Freeman en Fargo, adaptación de la mítica película de los hermanos Coen

Martin Freeman en Fargo

La serie mantiene el humor negro y la violencia de la película aunque no es estrictamente un remake televisivo de aquella legendaria producción. Freeman, por su parte, ha ofrecido uno de sus mejores repartos hasta la fecha y ya ha sido nominado en varias ceremonias de premios por ello.

Mientras tanto podremos ver a Martin Freeman en mundos de fantasía próximamente como Bilbo Bolsón en El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos, en el papel más importante de toda su carrera y que podría suponer un impulso meteórico de este artista hacia futuras producciones hollywoodienses, ahora que Peter Jackson dará por terminada su aventura titánica por la Tierra Media. Os dejamos con el tráiler, por si queda alguién que aún no lo haya visto.


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Martin Freeman: No sólo de cine vive el Hobbit
No hay comentarios para la entrada “Martin Freeman: No sólo de cine vive el Hobbit”
    Deja tu comentario