Publicidad

Los Goya otra vez

Publicado el 18.02.2013 por para Cines.com

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

Muda. Así debería haber sido la gala de los premios Goya. Un año más, necesitada de ritmo, de carisma y de gracia, la ceremonia conducida por Eva Hache fue un tostón rancio y hortera, casi tanto como parte de este cine reivindicado en la noche de ayer.

Blancanieves, el experimento de Pablo Berger, fue la vencedora de la noche, llevándose diez de los dieciocho premios a los que optaba, incluido el de mejor película, actriz, actriz revelación, guión original (!), así como dirección artística, vestuario, canción original, música original y dirección de fotografía.

Lo Imposible, el petardazo de Bayona, se llevó los apartados técnicos y el mejor director, algo lógico en una película de estas características, tan poco habituales en nuestro cine. Todos los premios técnicos fueron para la película de Bayona, que entregó su premio a María Velón, la mujer que inspira el personaje que en el filme interpreta Naomi Watts y que también es coguionista de la película.

José Sacristán, (El muerto y ser feliz) se llevó su primer Goya tras una vida en el cine, Candela Peña, con un discurso breve, doloroso y puede que demasiado personal, se llevó la actriz secundaria (Una pistola en cada mano) , premio que en la categoría masculina cayó en las manos del gran Juan Villagrán, fantástico en Grupo 7 y olvidado en Extraterrestre. Joaquín Núñez, también por Grupo 7, como actor revelación, fue el segundo premio para el thriller andaluz de Alberto Rodríguez.

Otra ganadora moral fue Las Aventuras de Tadeo Jones, con premios a Enrique Gato (dirección novel), guión adaptado y película de animación.

El Goya de honor fue para Concha Velasco, que nadie sabe muy bien de qué demonios estaba hablando y terminó con un número musical (por decir algo) paupérrimo.

Y el momento bochornoso de la noche fue el terrible error de los encargados de entregar el premio a la mejor canción, equivocándose de premiado (no se sabe muy bien cómo es eso posible) y rectificando con los falsos premiados a mitad de camino.

Reivindicaciones más o menos aceptables, mucho hurgar en la herida y alguna que otra sandez salida de tono (Corbacho, entrega el premio, hombre) se vieron olvidadas por unos minutos cuando los titanes de Muchachada Nui cogieron las riendas. Pero solo un rato.

Esperemos que el año que viene tengan algo más de peso y libertad, que pueden hacer las cosas muy bien.

Premios Goya 2013


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Los Goya otra vez
No hay comentarios para la entrada “Los Goya otra vez”
Deja tu comentario