How to get away with murder Temporada 1 Capítulo 9 Recap: Kill me, kill me, kill me

Publicado el 21.11.2014 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Se ha discutido mucho en internet. He visto encuestas, favoritos, apuestas. Todo el mundo quería saber quién mato a Sam. En el último episodio del año de How to get away with murder nos enteramos. Y nos sorprendemos. Los “finales de invierno” son algo muy habitual en Estados Unidos, pero seguro que no hay ninguno con tanta intriga como éste. ¿Quién fue el culpable del asesinato del señor Keating?

Para responder a esa pregunta, la más importante de la temporada, la serie nos lleva –evidentemente- al día de los hechos. En el capítulo anterior se nos mostraba cómo iban llegando todos a la escena del crimen y, lo más importante, por qué. En casa de la víctima es donde comienza todo. ¡Alerta spoiler!

How to get away with murder Temporada 1 Capítulo 9 Recap: Kill me, kill me, kill me

Annalise se ha cansado de las mentiras de su marido y le está haciendo las maletas. Después de despedir a Bonnie, la abogada se queda sola. Sam sabía que Lila estaba embarazada pero asegura que si no dijo la verdad es porque eso le convertiría en sospechoso de su muerte. Si no se va, Annalise llamará a la policía y entonces es cuando Sam empieza a ponerse nervioso. La cosa no mejora cuando a Annalise se le sube el ego a un árbol y confiesa que tiene un amante.

Kill me

Nate le hace gritar y sudar y de todo. Y cuando estaba con Sam, ella pensaba en Nate. Sam asegura que a él le pasaba lo mismo con ella, pensando en Lila. Al final se estaban acostando cuatro a la vez. Pero él está furioso, y la situación se le va de las manos, que terminan en el cuello de Annalise. Pero ella no se achanta y le reta a que la mate, como hizo con Lila. La cosa parece calmarse, Sam asegura que no quiere a su mujer y que es solo un trozo de carne para él. Y entonces Annalise se marcha, dejando a su marido en la cocina. Vivo. Aún.

La siguiente que aparece por la casa es Michaela; va buscando a Annalise con el trofeo en la mano: quiere librarse del examen que tienen en breve. Mira por donde, la recién robada arma del crimen es lo primero en llegar. La joven no nota el enfado en la cara de Sam y decide sentarse a esperar a su profesora. Justo cuando posa el trasero en el sofá, aparece otra invitada inesperada, Rebecca, con el pendrive en la mano. Le dice a Michaella que llame a Wes y sale corriendo escaleras arriba, con Sam detrás.

Kill me, kill me, kill me

Michella obedece mientras Sam no para de intentar echar la puerta de su dormitorio abajo. Wes se encuentra cerca, en un coche con Connor y Laurel, iban ya camino de la casa. Si ellos dos no se podían creer que Sam matase a Lila cuando Wes se lo cuenta, Michaella empieza a gritar nerviosa. Parece que le va a dar algo, pero intenta calmar a Sam. Sam consigue entrar en el dormitorio, pero Rebecca –con el portátil- se encierra en el aseo.

Cuando aparece el resto del grupo (y Rebecca termina de copiar la información al pendrive) deciden salir de manera calmada, pero Sam ya ha descubierto lo que pasa y se abalanza sobre la joven para quitárselo. Con el forcejeo, el pendrive termina en manos de Laurel, que corre escaleras abajo. Sam le sigue, pero Michaella le empuja y entonces el hombre vuela por la barandilla y cae al piso de abajo por el hueco de la escalera, haciendo un ruido muy feo de ahí se ha quedado.

¿Quién mató a Sam?

¿No queríais aprender sobre asesinatos? Toma lección en directo. ¡¿Así que Michaella mató a Sam?! Pues no. No. Tienen una conversación en el salón muy interesante en el que muestra cada uno su personalidad, sí, en el escenario del crimen. Connor intenta librarse echando la culpa a Michella. Laurel sabe que todos están implicados en esto, todos entraron en la casa sin ningún permiso. Michella se siente culpable, y ella solo quería librarse de un examen no de un profesor. Wes da con la clave, nadie sabe que están allí, y pudo caer solo ya que estaba bebido. Parece que empiezan a esgrimir su plan.

De repente, Sam intentando estrangular a Rebecca. Y, de repente, a tomar viento el plan de Wes del accidente. El chico no duda en propinarle un sonoro golpe en la nuca a Sam, que (finalmente) muere. Así que ahora sí que Sam está muerto, y es Wes la mano ejecutora. Nunca mejor dicho. Y yo me pregunto, ¿cómo puedo sobrevivir a semejante caída de antes? Tampoco ha durado mucho.

Capítulo 9 Recap: Kill me, kill me, kill me

En este momento es en el que empezaba la serie. En casa de Annalise empieza la locura. Michaella empieza a hiperventilar mientras Wes limpia de sangre a Rebecca, todos están muy nerviosos menos ellos dos y Laurel, que parece mantener la calma. Otro momento tenso: aparece Asher, que reconoce el coche de Connor en la puerta. Su trofeo ha desaparecido y quiere recuperarlo. Mal momento. Consiguen esconderse hasta que se va y entonces se separan, Wes acompaña a Rebecca a un motel y el resto se dirige al bosque a pensar qué hacer ahora.

Lo siento mucho

El momento cumbre del episodio, sin duda, viene ahora. Bueno, la primera parte. Sabemos que Wes aparece en el bosque con el arma del crimen en la mano. Y ahora vemos cómo va a por ella, vuelve a la casa. Quiere proteger al grupo y a Rebecca (ya es sospechosa de un asesinato, el de Lila precisamente) y tal vez llevarse el trofeo ayude. Entra en la casa, ve el cuerpo, coge el trofeo y dice: “Lo siento mucho”. Quedaos con esto, lo entenderéis después.

Si seguimos la secuencia de la serie, lo siguiente es Wes llegando al bosque. Ahí es cuando deciden volver a por el cuerpo y hacerse fotos en la hoguera, que será su coartada. Parece que están siguiendo las enseñanzas de Annalise bastante bien. De hecho vemos a la profesora un momento en casa de Nate: ha intentado ir a la policía a denunciar a su marido, pero no ha podido. Y no sabía dónde acudir, aunque se lo pasan muy bien los dos en el sofá. Y no son los únicos: Bonnie termina también en el sofá de Asher, repasando para el examen. ¿Arrepentida? Annalise llama a Sam y le deja un bonito mensaje en el contestador en el que le pide que vuelvan a estar juntos.

How to get away with murder Temporada 1 Kill me, kill me, kill me

Laurel se encarga de lavar el trofeo, y todos cargan con el cuerpo hasta el bosque, donde lo queman. El humo de la hoguera de la fiesta les viene muy bien para que no se note la suya. Connor, enloquecido, se encarga después de trocear los restos, que meten en bolsas de basura. Ahí es cuando Michaella se da cuenta de que no tiene su anillo de compromiso, y que puede estar en una de las bolsas y entonces se les caería el plan encima. Sin embargo, Connor no está dispuesto a pasar por ahí y lo arroja todo a un contenedor. ¿Les funcionará esa estrategia?

Post mortem

Las horas siguientes continúan pasando cosas. Wes está con Rebecca y destruye en pendrive que tanto les ha costado conseguir –y que les ha metido en todo el lío-. Asegura que prueba que estaban allí y que podría culparles del asesinato que realmente han cometido. Ahora parecería que han destruido la única manera de exculpar a Rebecca de lo de Lila (ya no hay ADN que comparar con el del niño después de quemar a Sam), pero la información sigue en su portátil.

Michaella se encuentra en casa de bruces con su vestido de novia. Efectivamente, decide firmar el acuerdo prematrimonial. ¿Será su vía de escape para no pensar en todo lo que han pasado? La vía de escape de Connor es Oliver (Coniver, en internet), y llega a su casa hecho un manojo de nervios. La fortaleza y locura que había demostrado horas antes ha desaparecido. Cuando se calma, se da cuenta de que no puede implicarle en el asunto y termina mintiéndole y echándole la culpa de su estado a las drogas. No sé si es la mejor escusa, la verdad.

Kill me, kill me, kill me

Más complicada es la misión de Laurel. Atención momento Flaurel ON. Es la que lleva el trofeo y le pide ayuda Frank. Le cuenta otra mentira, claro. Se lo robó a Asher para librarse del examen (esa fue Michaella), estaba desesperada y ahora se siente mal. Necesita que lo deje en algún sitio y así salga indemne. Se encargará Frank, más tarde, de contarle a Asher que lo encontró tirado por ahí.

Por último, vemos al propio Asher en la cama con Bonnie, cuando esta recibe una llamada. Es Annalise y le pregunta, llorando, si está con Sam. Le cuenta que le contó que pediría el ADN de los profesores de Lila y ahora está preocupada por si ha hecho algo estúpido.

No lo sientas

Cuando se hace de día, Annalise reúne a todos en su casa. Asher está molesto, ha visto sus fotos en la hoguera y nadie le avisó. Vamos, que la coartada parece ser factible. Les ha llamado para contarles que Sam estaba con Lila, ahora está desaparecido y la policía quiere hacerles unas preguntas. Annalise se queda mirando a Wes. Y ahora viene la segunda parte del momento cumbre. Atención.

En el último flash del capítulo, retornamos al momento en el que Wes llegó a la casa a recoger el arma del crimen y dice eso de “lo siento mucho”. La serie quedaba ahí, y Wes llegaba al bosque, pero no fue eso lo que pasó. Una voz en la casa le contesta: “No lo sientas”. Es Annalise, está sentada en su escritorio viendo el cuerpo sin vida de Sam. MOMENTAZO. Y un montón de preguntas. ¿Cuánto tiempo lleva en la casa? ¿Qué sabe? ¿Qué hablan? Esa conversación contiene la clave de todo lo que ocurre después. Pero no la sabemos. Lo que nos lleva a más preguntas. Y a una teoría que se ha hecho casi verdad en internet.

HTGAWM

Cuando Wes llegó al bosque con el trofeo ya lo tenía todo pactado con Annalise. Lo de la moneda es una pantomima, un engaño, deben de volver a por el cuerpo. Por eso lo estaban haciendo tan bien, porque la propia profesora les estaba ayudando. Como reza la serie, How to get away with murder. Todo coge entonces un tinte macabro, repasando las escenas de Annalise desde ese momento. Todos tienen coartada, y la suya es Nate. La noche se sexo, la llamada al móvil de Sam, la de Bonnie, todo. Todo cobra sentido. Pero muchas preguntas continúan ahí.

Opinión

El capítulo me ha encantado. Parecía que lo más importante era descubrir quién era el asesino de Sam, y ver como conseguían montar semejante plan para librarse del cuerpo y de la muerte. Pero la escena de Wes y Annalise es una revelación. Y, sobre todo, que no sepamos hasta qué punto está implicada en las horas posteriores, ni si el resto del grupo y no solo Wes conoce que lo sabe. En realidad ni siquiera sabemos qué sabe.

De todos los finales posibles a este episodio, ninguno podría dejar más dudas que éste. Y sin duda, quedan pendientes un montón de cosas por descubrir. ¿Quién mató a Lila? Porque después de esto me espero cualquier cosa. ¿Fue Sam? ¿Estaba Annalise en la casa cuando su marido fue asesinado? Como siempre, tendremos que esperar a un nuevo capítulo de How to get away with murder.

Puntuación: 9,5


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de How to get away with murder Temporada 1 Capítulo 9 Recap: Kill me, kill me, kill me
No hay comentarios para la entrada “How to get away with murder Temporada 1 Capítulo 9 Recap: Kill me, kill me, kill me”
    Deja tu comentario