Análisis Serie Homeland 4×04 Recap: Iron in the fire

Publicado el 20.10.2014 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Como cada semana, vamos a analizar qué ha dado de sí el nuevo capítulo de la serie de Showtime Homeland. El episodio de la semana pasada nos dejó muy buen sabor de boca y a una Carrie inversa en una aventura con un equipo nuevo bajo la manga y una petición de ayuda a Quinn. ¿Se resolverá el asesinato de Bachman? ¿Responderá Quinn a la llamada de Carrie? ¡Alerta spoiler!

Nuestra protagonista comienza este capítulo en su oficina, tratando de identificar a la persona que aparentemente organizaba a la masa que terminó matando a Bachman. Con ayuda de Redmond, descubre que el hombre a encontrar es Farhad Ghazi, que ocasionalmente trabaja para la inteligencia pakistaní. Carrie no se fía de Redmond; yo tampoco.

De quien sí nos fiamos es de Saul. Carrie le cuenta, momentos antes de que se vaya, que los servicios secretos son los responsables de la muerte de Bachman. De ser esto cierto, la historia empieza a tener un cariz muy oscuro: ¿el gobierno pakistaní asesinando a agentes de la CIA? Saul recomienda que informe a sus superiores, el asunto es grave. Pero Carrie tiene razón, después de un par de respuestas formales entre ambos países, el asunto terminaría sin culpables.

Quinn al rescate

Como ya esperábamos, Quinn llega a Pakistán para ayudar a Carrie, pero se incorpora al equipo B, y va directamente a encontrarse con Fara. También aparece por allí Aayan, aunque solo hablará con Carrie, Fara le convence para que se queda a esperarla. Cuando llega, ni siquiera pasa a saludar primero a Quinn: el chico puede ser una de las claves de su investigación.

Análisis Serie Homeland 4×04 Recap: Iron in the fire

Aayan quiere salir de Pakistán, pero antes le pide 500 libras. Si no le dice el motivo, no puede darle ese dinero. Cuando Carrie le enseña la foto de Farhad, el chico se derrumba. ¿Tanto le afecta que esté involucrado el servicio secreto de su país? Aayan tiene asuntos que arreglar y, finalmente, Carrie accede a darle el dinero y avisa a Fara de que le siga junto a Max.

Como suponíamos, Redmond no es muy de fiar. Descubrimos en este episodio que tiene a una persona siguiendo a Carrie y que quiere averiguar qué tiene que ver Ghazi con ella. La agente es muy buena, y siempre despista a todos los que la siguen, incluso cuando no lo sabe.

En otro lugar, al terminar una conferencia del profesor Boyd (Mark Moses), se le acerca una mujer. Le cuenta que tenían un amigo en común, Sandy. Boyd niega la mayor, y entonces la mujer nos revela que el profesor es el otro extremo de los asuntos turbios que Bachman se llevaba entre manos con la información confidencial de la embajada en Pakistán. La mujer también le dice que, aunque Sandy esté muerto, las cosas no tienen que cambiar. El profesor sale de allí volando, y haciéndose el loco. Después descubrimos que se trata del marido de la embajadora y que ha decidido pedir ayuda para volver a trabajar en Estados Unidos y salir de país.

Enlaces

Saul llega a un restaurante donde ha quedado con un viejo conocido. Para ayudar a Carrie, decide mover unos hilos hasta llegar a algún pez gordo del servicio de inteligencia. Se encuentra con Bunny (Art Malik), el que le informa de que no tiene nada que hacer y que vuelva a su país con su esposa. Sin embargo, Saul le comenta amablemente que le debe unas cuantas. El ex director de la CIA conseguirá hablar con un pez gordo de la inteligencia pakistaní, pero sin mucho resultado. La indignación del hombre evidencia que algo turbio está ocurriendo en el país.

Análisis Serie Homeland 4×04

Aayan llega a un hospital universitario con Max y Fara pisándole los talones. ¿Qué hará con el dinero? Allí se lo entrega a una mujer misteriosa, que le dice que espere y desaparece con el dinero. Ya de día la mujer, enfermera, le entregará una bolsa. ¿Qué contendrá? En otro punto de la ciudad, Quinn logra entrar en la casa de Ghazi mientras duerme para pincharle el teléfono y así puedan saber con quién habla. Lo conectan así con otro móvil como si de una aplicación de tratase o algo. La tecnología. Justo cuando termina el proceso, Farhad recibe una llamada y Quinn debe de salir de allí corriendo.

Por fin, Carrie y Quinn tienen una conversación en condiciones. El agente (o ex agente) se abre en canal, pero no sentimentalmente. Le cuenta a Carrie que su tiempo de operaciones encubiertas y matar gente ha terminado, o al menos pensaba que había terminado. Sabe que su trabajo llegó a convertirle en alguien frio al que no le importaba quitar a gente de en medio si la misión lo requería, sin sentimiento alguno, sin remordimientos. Ahora se arrepiente, y aunque Carrie no quiere escucharle, Quinn sabe que lo mismo le está empezando a pasar a ella.

Max y Fara siguen detrás de Aayan. En un atasco, la joven decide seguir al chico a pie. Aayan se encuentra con dos hombres a los que les entrega la bolsa que ha conseguido del hospital. De repente, aparecen hombres armados. En ese momento, Ghazi recibe una llamada en clave, inutiliza su móvil y empieza a recoger sus cosas, incluso su arma. Carrie quiere capturarle, pero Quinn insiste en que es muy peligroso.

La llamada que reciben ellos mismos de parte de Fara es todavía más inquietante que la de Ghazi. Haissam Haqqani (Numan Acar) está vivo. Él era el terrorista que supuestamente murió en la bomba que lanzaron sobre la boda de la familia de Aayan. De hecho él era el objetivo. Lo cierto es que Fara se la juega e incluso graba en vídeo el momento del encuentro del terrorista con Aayan. Ghazi deja de ser importante, “puede que esto cambie el juego” asegura Carrie.

Verdades

Haqqani está vivo porque no estaba en esa boda, todo fue para proteger al terrorista. “Así es como dejamos de buscar terroristas, cuando pensamos que están muertos”. ¿Pero y el servicio secreto? ¿Qué pinta en todo esto? Esa es la pregunta.

Las cosas se complican para el señor embajador consorte. Cuando llega a su oficina para recoger y salir del país, se encuentra a la misteriosa mujer dentro, Tasneem (Nimrat Kaur) que con ayuda de dos hombres le obliga a atender sus peticiones. Si huye, sacarán a la luz el robo de información confidencial que llevaba a cabo del ordenador de su esposa: será acusado de traición y, colateralmente, tirará por tierra toda la carrera de su mujer. Si hace lo que dice, podrá marcharse y regresar a su país. Para empezar le entrega una llave. ¿Qué abrirá?

Análisis Iron in the fire

Carrie sabe que Aayan volverá a ponerse en contacto con ellos. Después de proporcionarle las medicinas, irse con su tío Haissam no era una opción y está desesperado. ¿Eso implica que el joven es colaborador de Al-Qaeda? Fara le pregunta si empieza con todo lo necesario para su salida de Pakistán, pero Carrie parece haber cambiado de opinión. El chico tiene contacto directo con un terrorista y no piensa dejarlo marchar, decide que le usará para llegar hasta Haqqani. ¿Será tan fácil manejar al joven estudiante?

En plena noche, donde se encuentran Quinn y Carrie (una casa segura), tocan a la puerta y son Fara y Aayan. El chico se quedará allí varios días mientras –le miente Carrie- preparan la documentación para el viaje. Entre el nerviosismo del chico y lo poco que parece que le pueden convencer, Carrie –supongo que improvisando- termina el capítulo acostándose con él. ¿Ha llegado el punto del que Quinn nos había advertido? ¿Está dispuesta Carrie a cualquier cosa con tal de sacar adelante una misión?

Opinión

Este capítulo de Homeland logra esclarecer un poco más el asesinato de Bachman y nos muestra una realidad mucho más amplia: con el terrorista vivo la trama se expande y deja en un lugar muy feo al servicio de inteligencia pakistaní. ¿Acaso es un necesario colaborador de los terroristas contra la presencia estadounidense? Además, cobra especial protagonismo Aayan. El joven se revela como el nexo entre Carrie y Haissam, enlace que como hemos podido ver no está dispuesta a perder. Por fin podemos encuadrar plenamente al joven estudiante en la historia.

Por un lado, me ha gustado de este episodio el cambio en Quinn y la revelación de cómo todas sus misiones le han afectado, es importante que le den más protagonismo, un papel que Rupert Friend acata perfectamente. Por otro lado, imagino que la escena de Carrie embaucando a Aayan está dentro de su plan para tenerle cerca, sin embargo lo veo como un giro en la historia demasiado sucio. Creía a Carrie con más recursos y no convertida en la Mata Hari de Islamabad.

Puntuación: 8

El análisis del siguiente episodio ya disponible aquí.


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Análisis Serie Homeland 4×04 Recap: Iron in the fire
No hay comentarios para la entrada “Análisis Serie Homeland 4×04 Recap: Iron in the fire”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017)
      11 Agosto 2017
    • Emoji: La película (2017)
      11 Agosto 2017
    • La Torre Oscura (The Dark Tower) (2017)
      18 Agosto 2017
    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017