Análisis Serie Gotham 1×06 Recap: Spirit of the Goat

Publicado el 28.10.2014 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Gotham se está convirtiendo en una revelación. Sé que hay gente que no termina de verle la gracia a una serie sobre un héroe sin el héroe. Al menos de momento. Pero personalmente creo que ahí radica la diferencia, lo que la hace especial. En el episodio de la semana pasada descubríamos muchas cosas nuevas sobre los malos de la serie, los verdaderos protagonistas. Esta vez, ese protagonismo recae en otro personaje, Bullock, que verá como se remueven algunas cosas del pasado. ¡Alerta spoiler!

El capítulo de esta semana de Gotham nos sitúa 10 años atrás, donde un loco con una máscara no deja de repetir que “es el espíritu de la cabra” frente a un espejo que termina rompiendo. Siete años de mala suerte, calculad. Asesino en serie, vemos como actuaba cuando aparece en el balcón de la joven Shelly Lawson (Mariah Strongin), a la que rapta.

Por aquel entonces, el compañero de Bullock era Dix (Dan Hedaya), y vemos como se presentan en un teatro en ruinas mientras investigan e intentan encontrar al hombre loco y así salvar a la chica. Saben que la Cabra –algo así como el Hombre del saco- se llama Randall Milkie (Christopher James Baker) y que es muy peligroso. Dix prefiere esperar refuerzos, pero termina siguiendo a un Bullock que entra en la casa a toda prisa. La Cabra tiene el cuerpo de Shelly en un altar rodeado de velas, como la Virgen del Rocío. Randall consigue deshacerse de Dix y le asegura a Bullock que “el espíritu de la cabra volverá”. Instantes después, Harvey descarga el arma contra él.

Todo es posible

Análisis Serie Gotham 1×06 Recap: Spirit of the Goat

Después de esta introducción, la serie nos retorna al presente. A un presente prácticamente igual. La cara del detective Bullock al ver el cuerpo de una joven en la misma posición que el de Shelly -hace diez años- es un poema. Un poema de terror. Le acompaña el policía Edward Nygma (Cory Michael Smith), que intenta hacer que adivine otro de esos acertijos que tanto le gustan a él. La chica se llama Amanda Hastings (Natalia Kiriya)  y Bullock nos descubre que la Cabra siempre mataba a los primogénitos. “Es todo lo mismo, tenemos un imitador”.

A todo esto, ¿Bullock en una escena del crimen antes que Jim? ¿Dónde está Gordon? Pues discutiendo con Barbara sobre su pasado y su futuro. Ella sabe que el peso que lleva su marido con la ciudad es enorme y le pide que lo comparta con ella. Jim asegura que lo intentará. La tercera en discordia en esa relación es Montoya. En este capítulo consigue junto a Allen un testigo en el caso del “asesinato” de Oswald Cobblepot que identifica a Gordon. Parece que el detective tiene problemas, ¿qué mueve realmente a Renee?

Gordon y Bullock van a ver a la adinerada familia de Amanda; están destrozados. Según ellos, todo el mundo adoraba a su hija. El señor Hasting (Brian O’Neill) está muy afectado y no para de hacer unos movimientos muy raros con las manos. La terapeuta de la familia, la doctora Marks (Susan Misner), asegura que el padre es de naturaleza delicada y que le costará mucho superarlo, por lo que será difícil que pueda aportar mucho más. Para conseguir pistas, Bullock manda a Nygma en busca de los archivos del caso de hace diez años al Archivo, donde se encuentra con Kristen Kringle (Chelsea Spack), con quien tiene un rollito algo extraño.

Mamá pingüino

Spirit of the Goat

Pingüino va a visitar a su madre. “Hola mamá, ¡sigo vivo!” La madre, Gertrude Kapelput (Carol Kane), da mucho más miedo que su hijo. La señora, una locadelpussy de cuidado, está empecinada en que Pingüino está todo el día con mujerzuelas por ahí de farra. Pero sabe que Oswald llegará algún día a ser alguien en Gotham. Él piensa lo mismo. Y si en alguien confía para conseguirlo es en su amigo Gordon.

En plena autopsia, descubren en el cuerpo de Amanda un centavo. Ese era el macabro detalle que servía de seña de identidad para la Cabra, para la de hace 10 años. Bullock piensa que nadie puede saber eso –lo dejaron fuera del papeleo-, así que no están ante un imitador, sino ante el asesino original.  Randall Milkie tiene que seguir vivo. Y él ya lo avisó, volvería. De las personas que podían saber eso, tras los múltiples disparos que recibió Randall, solo quedan vivos él mismo y Dix. Y a Bullock no parece hacerle gracia tener que reencontrarse con su antiguo compañero.

Si hay un actor que creo que lo borda en esta serie ese es David Mazouz. Sabe comunicar perfectamente lo que Bruce tiene en la cabeza: odio, venganza, justicia… Como rico e hijo mayor, el joven Wayne tiene todas las papeletas para ser objetivo de la Cabra, y Alfred intenta convencerle para que salgan de Gotham como están haciendo la gran mayoría de familias bien de la ciudad. Bruce es claro: tiene trabajo que hacer, cosas que investigar, “¿y de quién me iba a separar? No hay nadie de quien secuestrarme”.

Análisis 1×06 Recap

Dix se encuentra en un hospital, postrado en una silla de ruedas. Está claro que él no es la Cabra. Tras las preguntas de Bullock, asegura que ninguno dijo nada y les cuenta que estaban equivocados, que Randall no trabajaba solo. Según Dix, están frente a una conspiración. Descubrimos que es Bullock el que paga las facturas y medicinas de su antiguo compañero, y podemos ver que hay algo buena persona en el detective.

Rich girl, bad girl

Mientras tanto, la Cabra vuelve a actuar. En una casa señorial, la joven y guapa y rica Ember Copley (Beatrice Brigitte) es raptada mientras hacía el equipaje. El asesino no duda en drogar a su asistenta Anita (Denia Brache), pero no le mata. Es un asesino, pero con unas reglas.

Barbara va a ver a Montoya. Qué sorpresa. Sabe que la agente va detrás de su marido, para enjaularlo, y decide que si frena un poco ella le contará todo lo que sabe, todo lo que el propio Jim le cuente. Sin embargo, ya es tarde. Gordon irá para adelante esa misma noche. Montoya le asegura que, cuando arresten a Jim, ella será mejor que esté lejos. Su vida correría peligro. Barbara, sin embargo, estará junto a su marido pase lo que pase.

Después de identificar a un posible sospechoso, Raymond Earl, Bullock vuelve –una década después- al teatro abandonado. Esta vez, sin embargo, le acompaña Gordon. También cambia una cosa, Ember continúa con vida. Mientras Jim trata de liberarla, Bullock se enzarza en una pelea con la Cabra, que le repite la misma frase sobre que va a volver. “Deja de decir eso”. Y ruedan escaleras abajo. Finalmente, gracias a Gordon, consiguen capturarle.

En la mansión Wayne, sorpresa, alguien se cuela por una ventana. No es otra que Selina, quien descubre a Bruce durmiendo en un sofá. Ella, que es tan gata salvaje, logra moverse por la estancia sin hacer ruido y consigue cotillear entre los papeles de Bruce. Eso sí, se lleva un obsequio. ¿Estará ella al tanto de los líos entre Maroni y Falcone?

Bajo sospecha

Aunque han capturado a la nueva Cabra, Bullock no está contento. La misma forma de actuar, los mismos problemas mentales, el mismo trabajo en una empresa de mantenimiento (lo que les permitía entrar a las casas). Pero algo no cuadra. 10 años después algo tuvo que pasar para que alguien se decidiese a resucitar a la Cabra. ¿Y lo de la moneda, cómo lo sabe? Bullock se queda solo y, de repente, el hombre empieza a hacer unos movimientos muy raros con las manos. ¿Será posible?

1×06 Recap: Spirit of the Goat

Cuando Gordon llega a casa se encuentra a Barbara con las maletas hechas, le cuenta que Montoya tiene un testigo, y una orden de arresto. Le pide que le acompañe, lejos. No sabe qué hizo su marido, pero no le importa. Él es claro, “no puedo correr”. Tocan a la puerta, y detienen a Jim.

Bullock va a ver a la doctora Marks, que resulta ser una terapeuta que utiliza la hipnosis y el nexo entre los sucesos de hace diez años y los actuales. Según ella, los ricos han hundido la ciudad, y lo que ha conseguido es una terapia para Gotham. Sí que había una conspiración, punto para Dix. Con unas palabras, logra hacer que el señor Hasting ataque a Bullock, pero él logra zafarse y disparar a la doctora que, herida, no puede huir. Han capturado “a la otra mitad del asesino”.

En comisaria, se monta un gran revuelo cuando llevan detenido a Jim y hacen lo mismo con Bullock. Él le asegura a Harvey que no disparó a Oswald, pero de verdad que no lo hizo. De repente, todo el mundo enmudece cuando ven aparecer por la puerta a Pingüino. “Hola, soy Oswald Cobblepot.” Parece que Pingüino va a devolverle unos cuantos favores a Jim, pero Bullock se enfada todavía más. Ahora sí que van a tener serios problemas.

Opinión

Aunque en este episodio he echado de menos a Fish, a Falcone y demás, la trama de la Cabra hace que te olvides por completo de las notables ausencias del capítulo, uno lleno de pequeños y suculentos detalles. La presencia de Nygma, su taza con la interrogación, el lado bueno de Bullock o el oscuro de Montoya. Un conglomerado de situaciones que conforman un episodio de Gotham muy entretenido.

Pingüino decide salir a la palestra, lo que sin duda desencadenará repercusiones a ambos lados de la línea que separa a la policía y la mafia. Obviamente, Maroni y Falcone tendrán que mover ficha ante este nuevo imprevisto, así como Bullock y Gordon. ¿Qué nos tendrán todavía guardados los malos de Batman? ¿Cuántos más estarán por aparecer?

Puntuación: 9


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Análisis Serie Gotham 1×06 Recap: Spirit of the Goat
No hay comentarios para la entrada “Análisis Serie Gotham 1×06 Recap: Spirit of the Goat”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (2017)
      11 Agosto 2017
    • Emoji: La película (2017)
      11 Agosto 2017
    • La Torre Oscura (The Dark Tower) (2017)
      18 Agosto 2017
    • Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas (2017)
      25 Agosto 2017