Publicidad

Evil Dead: El Musical – Review

Publicado el 03.11.2012 por para Cines.com

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0

Evil Dead: El musical



La pasada noche de Halloween se estrenó en Madrid, por fin, Evil Dead: el musical. Casi diez años después de ponerse en marcha, con mucha ilusión y la desvergüenza necesaria para afrontar este proyecto, Chemari Bello y César Belda, con la más que respetuosa adaptación de Félix Ortíz y Salvador Toscano, arrancan un proyecto largamente ansiado por los fans del musical menos convencional y lujoso y los fanáticos del Off-Broadway.

Todos los asistentes y los interesados en la función conocen de sobra la historia, que se representa viernes, sábados y domingos en la sala 18 de Kinépolis Madrid, así que no perderemos el tiempo en explicar quién es Ash ni qué pasa en esa cabaña en el bosque.

La función que presencié estaba protagonizada por David Ordinas, un veterano de la escena musical -La Bella y la Bestia, Los Miserables, Cats- que resulta un Ash absolutamente magistral. Extraordinario y divertido, Orindas estuvo secundado por un reparto entregado a la payasada y la cucamona, interpretando canciones desternillantes con alguna, pocas, referencias localistas, algo probablemente inevitable en este tipo de adaptaciones, pero muy lejos de la desfachatez de Ted, por poner un ejemplo.

A Ordinas le acompañaban en esta ocasión Teresa Abarca interpretando a su novia Linda, David Velardo como su colega Scott, Rebeca Medina como la fresca Shelly y Elsa Álvaro como Cheryl, la hermana de Ash. Además, luego se suman otros tres personajes, además de alguna que otra sorpresa.

La escenografía se centra en la cabaña, que resulta “acogedora” y está recreada con un gusto exquisito, sobre todo a la hora de las sorpresas.

Pero lo que nos interesa a todos, la sangre y las salpicaduras, hacen acto de presencia en el tramo final, momento en el que se desmadra una de las canciones  en el momento en que Ash debe terminar con los demonios. Y salpica mucho.

Desde aquí os recomendamos encarecidamente que asistáis a un espectáculo como éste, lejos de la tradicional cartelera musical de la Gran Vía, pero disfrutable al máximo para ir con amigos y/o en pareja y dejarse llevar por el cachondeo con una sonrisa en el rostro durante toda la función.

Puede que el único aspecto negativo sean las dos horas de duración, de la que tiene la culpa un descorazonador descanso de 15 minutos a mitad de función, pero es que alguien tiene que limpiar toda esa sangre y evitar resbalones.


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Evil Dead: El Musical – Review
No hay comentarios para la entrada “Evil Dead: El Musical – Review”
Deja tu comentario