Misión Imposible: Momentos imprescindibles antes de la 5ª entrega

Publicado el 10.07.2015 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Misión Imposible (Brian De Palma, 1996)

Hay que ver las alegrías que nos ha dado Ethan Hunt desde que hace la friolera de veinte años, Tom Cruise invitase al maestro Brian De Palma a su fiesta privada de superagentes secretos capaces de cualquier movida peligrosa. Puede que director y estrella no acabaran por invitarse  a la próxima cena de acción de gracias, pero no hay duda de que el director de Blow Out o Body Double era la mejor elección para comenzar la saga de la manera más elegante.

Cinco momentos antes de la quinta Misión Imposible

Misión Imposible contaba con un cast estupendo, un guión sólido y unos efectos especiales que quitaban el hipo. Su presupuesto de 80 millones terminaría recaudando cerca de quinientos en todo el mundo. La nueva franquicia de un, por entonces, mucho más discreto Tom Cruise, acababa de comenzar. Si tenemos que elegir algún momento del film, sin duda, sería el desenlace en el tren. Fantástico e impactante hoy en día para ser de hace dos décadas.

Misión Imposible 2 (John Woo, 2000)

Nuevos guionistas (para la historia), nuevo director y Robert Towne en solitario, sin David Koepp en las letras, para una película que por aquel entonces sería la más esperada del año. John Woo parecía la mejor elección para aumentar las dosis de adrenalina de la fatigada trayectoria profesional de un Hunt que apostaba por el pelito largo. El director venía de firmar la mejor película de su carrera (Cara a cara), así que tocaba esperar por sus cámaras lentas, sus clásicas palomas y sus tiroteos imposibles. El resultado final, a pesar de incluir todo eso, resultó algo descafeinado por razones que todavía hoy, quince años después, no soy capaz de explicar. Puede que el tono “costumbrista” de las secuencias sin hostias que tan bien sentaban al cine asiático de Woo no terminasen de cuajar del todo en una superproducción norteamericana diseñada para Tom Cruise. Eso sí, el aumento de presupuesto también se vería recompensado en la taquilla, y los 120 millones se transformaron en 600

M:I-2 no es mi favorita de la saga y la secuencia que elijo para este representar la película de Woo en este reportaje lo demuestra. Dios salve a Tom Crooze.

Misión Imposible III (JJ Abrams, 2006)

El salvador oficial de sagas necesitadas de una reforma (Star Trek, Star Wars) también aportó su granito de arena en una secuela excelente, terrenal, muy de aires televisivos a lo Alias (no olvidemos que Misión Imposible también era una serie) y con el tercer peinado de Ethan Hunt. Además, un villano estupendo (porque todo lo que hacía el tristemente desaparecido Philip Seymour Hoffman era estupendo), la incorporación de Simon Pegg al equipo, secuenciacas poderosas llenas de acción a plena luz del día y una venganza personal que sentaba de fábula a la película. Fue una pena que las cifras no acompañasen a la calidad del producto y al aumento de presupuesto, costando un poquito más que la anterior y recuperando bastante menos dinero. Claro que Cruise empezó a perder el tirón, algo que tampoco comprenderé jamás.

Por eso siempre he considerado el prólogo de esta tercera entrega como el mejor de la saga y por eso vamos a repescarla para este reportaje.

Misión Imposible: Protocolo fantasma (Brad Bird, 2011)

No cabe la menor duda de que Cruise es un actor valiente, decidido y con talento, algo que también se aplica cuando ejerce sus funciones de ejecutivo. Para la cuarta aventura del cuerpo de fuera de misión imposible eligió a Brad Bird, el director de las rotundamente perfectas El gigante de hierro, Los Increíbles y Ratatouille para el que sería su primer film de imagen real. Una vez más, los dientes estaban rayando el suelo. Jeremy Renner se apunta otra franquicia y las imágenes son nítidas, perfectas, casi como las que Bird manejaba hasta entonces. La película es un éxito que sube la moral de un Cruise que está a un mesecito de volver a las andadas, esta vez bajo las órdenes de Christopher McQuarrie, director con el que rodó la setentera Jack Reacher. Baja un poquito el presupuesto, sube muy mucho la recaudación.

La película estaba llena de secuencias memorables, explosiones del carajo y diversión a prueba de balas, pero si tengo que elegir algo, elijo la secuencia IMAX más chula que haya visto.

Misión Imposible: Nación secreta llegará la primera semana de agosto a los cines y aquí os contaremos todo sobre la esperada película que incluye a Tom Cruise colgado de la puerta de un avión a 5000 pies de altura. Cosas así hacen que los veranos tengan sentido.


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Misión Imposible: Momentos imprescindibles antes de la 5ª entrega
No hay comentarios para la entrada “Misión Imposible: Momentos imprescindibles antes de la 5ª entrega”
    Deja tu comentario