Juego de Tronos Temporada 4 Capítulo 3 Breaker of Chains – Análisis

Publicado el 29.04.2014 por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

En este capítulo han pasado unas cuantas cosas interesantes, y es que el capítulo 4×03 de Juego de Tronos: Rompedora de cadenas (Breaker of Chains) ha quedado clara una cosa, la crueldad es algo cada día más presente en la famosa serie de HBO.

Vamos con el análisis del 3º Capítulo de la 4ª Temporada de Juego de Tronos, recordando como siempre que dicho análisis contiene SPOILERS, por lo que si aún no has visto el capítulo, mejor no sigas leyendo!!!

Análisis Juego de Tronos Temporada 4 Capítulo 3 Breaker of Chains

Comenzamos el capítulo más o menos como lo dejamos, Tyrion con la boca abierta siendo acusado por una madre que acaba de perder a su hijo, pero ahí no acaba la cosa, pues no contenta con llevarse a uno de nuestros favoritos por delante, Cersei pregunta por Sansa, ¿y donde esta Sansa? Pues corriendo por las calles de Desembarco del Rey la mano de Ser Dontos.

Ser Dontos Juego De Tronos

La ocasional pareja llega a un bote el cual les lleva mar adentro, hacia un barco en el cual parece que está el rescatador de Sansa, que segundos después descubrimos que no es otro que Petyr Baelish, “Meñique” y le revela a la joven que Ser Dontos estaba bajo sus órdenes y que estaba al mando de la huida de la joven.
Un par de minutos despues Meñique mata a Dontos delante de los ojos de Sansa, asegurándose así de que nadie sepa que ha sido de ambos.

Margaery y Lady Olenna hablan sobre la muerte de Joffrey y su estado actual, que de momento no se convierte en reina, pues no han consumado con el joven, aunque la abuela tiene planes para la muchacha, pues aún queda Tommen y todo no está perdido para la alianza entre ambas casas.

Margaery y Olenna

Ahora sin duda viene una de las escenas que más dio que hablar y más cruda en lo que va de temporada.
Septo de Baelor, velatorio de Joffrey, Twyin y Tommen (el otro hijo de Cersei) charlan sobre que el joven será ahora el nuevo rey y está dándole una serie de consejos.
Estos terminan de hablar y entra Jaime, abuelo y nieto abandonan el Septo y Cersei, dolida le dice a Jaime que ha sido Tyrion quien ha matado a su hijo y que lo mate, acto seguido ella lo besa y lo aparta de su lado (quizá para conseguir lo que quiere, quien sabe) pero Jaime decide que no, que él no quiere pararse ahí, así que delante de su difunto “retoño” la tumba en el suelo y la fuerza a tener sexo, dando lugar a una de las escenas que más polémica ha creado, pues los lectores dicen que la escena es bastante distinta a lo que se ve en el capítulo, y nos muestra a un Jaime que pasa de caballero azul a finales de la temporada 3 a tipo sin escrúpulos.

Jaime y Cersei

Una charla entre Twin y Oberyn (de nuevo en el burdel y rodeado de gente desnuda) se nos muestra a continuación en la cual en resumidas cuentas Twin acusa de manera disimulada a Oberyn de “envenar” a Joffrey, pues el príncipe es un experto en venenos, pero acaba pidiéndole que sea miembro del jurado que juzgará a Tyrion.

Cambiamos a Tyrion en los calabozos, el cual tiene una de las charlas más emotivas que hemos visto en la que Podrick le comenta a que será juzgado en 15 dias , Tyrion le pide que busque a Jaime y le pide que abandone desembarco pues ha sido alentado para testificar en contra de él, se da lugar a una de las primeras despedidas de la cuarta temporada.

Tyrion y Podrick

El Perro y Arya continúan su viaje hacia Nido de Águilas lugar en el cual este pretende vender a la joven a su tía Lisa Tully.
Un granjero junto a su hija los descubre y acaban acogiéndolos, dándoles cobijo y comida para esa noche, Arya ve que El Perro de manera amable cambia de actitud pues acepta el trabajo de granjero que le ofrece el mismo.
Pero todo cambia a la mañana siguiente cuando se escuchan gritos y vemos que El Perro (Sandro Clegane) le ha robado al granjero, haciéndole perder de nuevo la confianza y desengañando a la joven Stark.

Una escena se nos muestra a continuación protagonizada por Sam y Elí en el castillo negro y otra fuera de esta protagonizada por los salvajes junto con los caníbales, que arrasan un poblado entero dejando a un niño para que vaya a dar parte al castillo negro de lo que son capaces.

Y llegamos a la escena clímax del capítulo que como viene siendo habitual en este tipo de series (y últimamente en general en todas) se sucede al final del mismo:

Daario Naharis

Daenerys y su ejército han llegado a las puertas de Meeren y ella lo tiene claro, quiere liberar a todos los esclavos de sus amos los cuales mandan a uno de sus campeones para enfrentarse a ella. La madre de dragones escoge al nuevo Daario ya que el resto de sus hombres son muy valiosos y según él su madre fue una prostituta y el viene de la nada.
Como cabia esperar el joven acaba de manera “hollywoodense” con el campeón de Meeren y se orina, literalmente en el (Daenerys acaba de enamorarse del joven nos guste o no) en lo que personalmente es una de las escenas más ridículas al menos desde el punto de vista de un servidor.

Finalizamos con la Dracarys lanzando con catapultas las cadenas de todos los esclavos que ha liberado y dándoles una opción a estos, la de unirse a ella pues no es su enemiga.

Valoración: 7,5

“I understand the way things are. How many Starks they got to behead before you figure it out?” – Sandor Clegane/The Dog


Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios de Juego de Tronos Temporada 4 Capítulo 3 Breaker of Chains – Análisis
No hay comentarios para la entrada “Juego de Tronos Temporada 4 Capítulo 3 Breaker of Chains – Análisis”
    Deja tu comentario