10 Curiosidades que quizás no sabías sobre Star Wars IV: Una Nueva Esperanza

Publicado el por para Cines.com

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Mediaset sigue con su repaso de toda la saga de Star Wars estas navidades con la emisión esta noche a las 22:30h de Star Wars IV: Una Nueva Esperanza a las 22:30h. En Cines.com no íbamos a ser menos que el grupo mediatico detrás de joyas de la cultura occidental como Gran Hermano (GH) o Mujeres, hombres y viceversa (MHYV). Por eso hoy os traemos tras los repasos que ya hicimos a los episodios I,II y III, 10 curiosidades que quizás no sabías sobre Star Wars: Una Nueva Esperanza.

10 Curiosidades que quizás no sabías sobre Star Wars IV: Una Nueva Esperanza

R2-D2 hablaba inglés en las primeras versiones

El androide más cabezón y testaduro de la galaxia hasta la llegada de Mariano Rajoy hablaba en las primeras versiones del guión un perfecto inglés. George Lucas había planteado la relación entre R2-D2 y C-3PO como un remedo de la de Laurel y Hardy. Al final, y a sugerencia de uno de los productores de la película, Lucas optó por dotar a R2-D2 de los estridentes pitiditos que a estas alturas ya conocemos todos.

Los actores no sabían muy bien lo que hacían

Muchos de los actores de Star Wars IV: Una Nueva Esperanza, se quejaron del trato de Lucas durante el rodaje. No en lo personal, sino en lo referente a instrucciones sobre sus personajes y cómo tenían que interpretarlos. Uno de los más molestos fue Sir Alec Guinness. El interprete inglés de, entre otras, El Puente Sobre el Rio Kwai, era un prestigioso actor de la escena británica, y el estilo de dirección de Lucas con los actores, que se limitaba a decirles como una indicación: “más deprisa” o “más despacio”, no concordaba muy bien con él.

La más triunfadora de la saga en los Oscar

Star Wars IV: Una Nueva Esperanza es con diferencia el episodio de la saga que más Oscar ha obtenido hasta ahora. Siete estatuillas se llevó en la gala de 1978. Concretamente las de mejor dirección artística, mejor vestuario, mejor sonido, mejor montaje, mejores efectos especiales y cómo no, mejor banda sonora para John Williams. Además estuvo nominada a mejor película, actor secundario (Alec Guinness), guión original y dirección.

Lucas les mostró la película a varios directores antes del estreno

George Lucas era tremendamente escéptico con el resultado artístico de Star Wars IV: Una Nueva Esperanza, por eso invitó a un pase previo de la misma a varios de sus amigos directores, la mayoría de su generación y de enorme prestigio, para que le dieran su sincera opinión sobre la película. Las reacciones no fueron muy positivas. Por ejemplo Brian De Palma le dijo que era: “La peor película que había visto nunca”. El único que le dio ánimos fue Steven Spielberg, que predijo que la película recaudaría millones de dólares en todo el mundo.

Star Wars IV: Una nueva esperanza

El mejor trato de la historia del cine

George Lucas firmó con 20th Fox el que unanimemente ha sido considerado el mejor contrato de la historia del cine. Ante lo costoso de la producción y la poca fe de Fox en el filme, Lucas renunció a su salario como director a cambio de tener los derechos de explotación de todo el merchandising tanto de Star Wars IV: Una Nueva Esperanza, como de posibles continuaciones. En aquel entonces los directivos de Hollywood desconocían el concepto de merchandising y apenas se explotaba, con lo que aceptaron encantados el acuerdo propuesto por Lucas. Sin embargo, desde el estreno de Star Wars en 1977, se cifran en varios cientos de millones de dólares los beneficios obtenidos por Lucas de este acuerdo.

Harrison Ford y Mark Hamill eran unos bromistas

Ford y Hamill eran dos actores jóvenes y desconocidos en el momento del rodaje de Star Wars IV: Una Nueva Esperanza, por lo que se llevaron muy bien desde el inicio del rodaje. Ford recordaba en una entrevista reciente con motivo de la promoción de Star Wars: El despertar de la Fuerza que se pasaron el rodaje haciendo bromas y tomándose el guión de Lucas a la ligera. Salvo cuando les tocaba compartir escenas con Alec Guinness. El actor inglés, por su edad y prestigio, era el único que conseguía intimidarles y crear un ambiente de trabajo serio.

El primer supertaquillazo de la historia

Aunque dos años antes Tiburón de Spielberg ya había reventado las taquillas de todo el mundo, Star Wars IV: Una Nueva Esperanza fue la primera película en rebasar los 300 millones de dólares de recaudación en las taquillas de todo el mundo. De hecho fue la película más taquillera de la historia del cine hasta la llegada en 1997 de Titanic.
Si actualizásemos la taquilla ajustada a la inflacción, este Episodio IV sería la segunda película más taquillera de la historia tras Lo que el viento se llevó de 1939.

James Earl Jones no quiso ser acreditado

La mítica voz de Darth Vader le pidió a Lucas que no le pusiera en los créditos de la película. Jones era un reputado actor de teatro que intentaba hacerse un hueco de prestigio paralelamente en el cine, y no quería que su intervención en Star Wars: Una Nueva Esperanza afectase a su carrera negativamente. Años después reconoció su error y en las ediciones especiales de la saga ya aparece acreditado.

20th Fox quería vestir a Chewbacca

20th Fox quería vestir a Chewbacca

Una de las anécdotas más bizarras respecto a Star Wars IV: Una Nueva Esperanza, tiene nuestro wookie favorito como protagonista. Y es que los directivos de la Fox estaban muy preocupados respecto a la repercusión de que el personaje de Chewbacca saliese “desnudo” en la película. Le insistieron a Lucas en que tenía que vestirlo para evitar que la película fuese clasificada como pg18. Afortunadamente Lucas hizo caso omiso de las peticiones de los ejecutivos y lo cierto es que jamas nadie creó ninguna polémica al respecto salvo estos pácatos directivos.

Luke era una chica, Solo un Alien, y más cambios

En el tratamiento inicial de Star Wars, Lucas había imaginado un universo muy distinto al que finalmente conocimos todos. Luke Skywalker era una chica, Han Solo era un Alien de color verde, y los Wookies se llamaban Jawas (está raza se mantuvo de todas formas en el universo Star Wars). El último cambio significativo respecto a la versión final de la película es el nombre de los dos androides: C-3PO era C-3 y R2-D2 era A-2.

Terminamos aquí este repaso a 1o curiosades que quizás no sabías sobre Star Wars IV: Una Nueva Esperanza. Recordad que si os apetece revisarla esta noche a las 22:30h Cuatro la emitirá. Os esperamos con el repaso de El Imperio Contraataca. Hasta entonces, que la Fuerza os acompañe.

Tráiler Star Wars IV: Una nueva esperanza

Última actualización: 20/05/2017
Publicidad


Contenido relacionado

Comentarios
No hay comentarios para la entrada “10 Curiosidades que quizás no sabías sobre Star Wars IV: Una Nueva Esperanza”
    Deja tu comentario





    Grandes Estrenos

    • Geostorm (2017)
      20 Octubre 2017
    • Thor 3 Ragnarok (2017)
      27 Octubre 2017
    • American Assassin (2017)
      3 Nov. 2017
    • Oro (2017)
      10 Nov. 2017
    • La Liga de la Justicia (2017)
      17 Nov. 2017