Crítica de 'La última bandera'

Richard Linklater firma una película sobre la nostalgia y el paso del tiempo de forma contenido y melancólica. Tres actores en estado de gracia. Una demostración de que el cineasta sigue en estupenda forma.

Cuando el padre dice adiós al hijo

Crítica de La última bandera

Uno de los grandes directores que son capaces de captar el paso del tiempo es el estadounidense Richard Linklater, tal y como demostró en ‘Boyhood’ y en su trilogía sobre el amor que empezó con ‘Antes del amanecer. Quizás no juegue en la misma liga que sus antecesoras, pero ‘La última bandera’ es un ejemplo de que el realizador no se ha dormido en los laureles, con tres actores protagonistas magníficos, que simbolizan un reencuentro interesante.

Es el año 2003, Larry “Doc” Shepherd se presenta en el bar de Sal Nealon. Ambos fueron compañeros en la marina durante la Guerra de Vietnam. Para Sal es una verdadera sorpresa que Doc aparezca después de varias décadas sin verse. El hombre convence a Sal para reencontrase también con Richard Mueller, que ha pasado de ser un mujeriego bebedor a un piadoso pastor protestante. Al lograr que los tres estén reunidos, es cuando Doc revela el motivo de tal reencuentro, su hijo Larry ha muerto en combate en la guerra de Irak y van a repatriar su cadáver. Doc quiere que sus antiguos amigos le acompañen en el funeral del muchacho, una forma de encontrar consuelo en aquellos que saben lo que es padecer una guerra. Sal y Mueller aceptan, iniciando un viaje en coche a Nueva York, donde tendrán que recoger el cuerpo del hijo de Doco, en el trayecto, los tres recordarán antiguas vivencias del pasado.

Richard Linklater sigue en plena forma cinematográfica

Steve Carell en 'La última bandera'

Basada en la novela homónima de Darryll Ponicsan. Hay un apunte que se debe tomar respecto aLa última bandera’, no se trata de alegato antibelicista, aunque lo parezca inicialmente. Se tiene que tener en cuenta esto para evitar perder la atención sobre lo que, de verdad, quiere narrar Linklater, el reencuentro de tres antiguos amigos. De ahí, que el filme no tenga apenas críticas al gobierno de Bush hijo, aunque tampoco se muestra proclive a apoyar las decisiones del antiguo mandatario republicano. De hecho, es considerada una secuela espiritual de ‘El último deber’, dirigida en 1973 por Hal Ashby y con Jack Nicholson como protagonista, que era un adaptación de la novela homónima de Darryll Ponicsan y que es la antecesora de ‘La última bandera’.

Linklater toma de referencia tanto a la novela de Ponicsan como al filme de Ashby para crear la sensación de reencuentro, de nostalgia. Sus tres actores protagonistas transmiten esa sensación, muy especialmente Steve Carrell, cuyo personaje sufre un duelo por dentro, transmitiendo la sensación de tristeza contenida, ya que también acaba de perder a su esposa. Dos duros golpes que el actor sabe mostrar, retratando a un protagonista reprimido en su propio dolor. Al lado Sal, interpretado estupendamente por Bryan Cranston, que transmite el cinismo que da el paso del tiempo y que fue impulsado por la guerra, como contraparte está Mueller, al que da vida Laurence Fishburne, piadoso y religioso y el que ofrece un interesante duelo interpretativo con Cranston.

Tres protagonistas magníficos

Escena de 'La última bandera'

Quizás la falta de crítica a la Guerra de Irak, como también a la administración Bush hijo, provoca que la sensación de estar ante un “Linklater menor”. Sin embargo, es muy injusto decir esto, ya que, como sucedió con ‘Todos queremos algo, el cineasta ofrece una mirada del paso del tiempo interesante, en este caso, en el de tres hombres que miran su pasado y ven no solo lo mucho que han envejecido, sino cómo han gestionado cada uno sus vidas.

Pese a su ausencia de crítica antibelicista, lo que la arrastra bastante, La última bandera’ es un estupendo ejercicio de mantenimiento de Richard Linklater, que sigue demostrando estar en buena forma cinematográfica. Un álbum sobre los momentos perdidos, sobre aquellos que han marchado. Contenida y sin caer sentimentalismos, notable.

Tráiler en español de ‘La última bandera

Crítica de La última bandera
  • Dirección
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Montaje
  • Sonido

Resumen

Sus tres actores protagonistas están magníficos, logran transmitir esa sensación del paso de los años, mirándolos con melancólica retrospectiva. Richard Linklater sigue en plena forma.

4
Cinéfilos 5 (1 voto)
Sending

Contenido relacionado

ESCRIBIR COMENTARIO